Volver a sección

Información general

Usurpan una casa en pleno centro de Cañuelas

Esta madrugada la vivienda de la familia Ponce, ubicada en Rivadavia al 300, fue tomada por extraños. Gracias a la rápida intervención del fiscal el inmueble fue restituido a sus dueños.

 Gabriela Ponce y su marido, asistidos por la abogada Inés Del Valle Rivarola.

Un chalet ubicada en Rivadavia Nro. 300 de Cañuelas fue ocupada esta madrugada por una pareja que ingresó al domicilio tras forzar la reja del portón y una persiana de madera.

La vivienda fue adquirida hace 30 años por Alcides Ponce -fallecido hace cinco meses- y su esposa, Elsa Rojas. 

Desde que enviudó Elsa permanece durante el día en la amplia vivienda y por las noches duerme en la casa de su hija Gabriela Ponce, docente y directora de la Escuela Nro. 1.

Esta mañana, aproximadamente a las seis, vecinos advirtieron que gente extraña había ingresado a la casa.

"Al llegar a la casa Gabriela se encontró con una pareja. Decían que le habían alquilado la casa a Fabián ´El Tano´ Ursino, y que habían pagado 12 mil pesos" relató a InfoCañuelas la Dra. Inés Del Valle Rivarola, abogada de los damnificados.

Familiares de los Ponce intentaron hacer la denuncia en la comisaría local, pero no se las tomaron porque les solicitaban documentación que avalara su propiedad sobre el inmueble, elementos que en ese momento no tenían en su poder.

Más tarde el propio Ursino llegó al chalet y se instaló en la galería del fondo junto a los presuntos inquilinos, asegurando que no se movería del lugar porque la casa era de él.

"En el rato que estuvieron desconectaron todo el sistema de alarmas. Aparentemente ingresaron cortando una cadena de la reja del garaje, y después este señor la abrió empujándola con su auto", añadió Rivarola.

Ante la falta de respuestas en la comisaría, Gabriela se dirigió a la fiscalía del Dr. Roberto Berlingieri, quien rápidamente dispuso el traslado de los ocupantes para averiguar sus antecedentes y secuestró sus teléfonos celulares junto con el automóvil usado para empujar el portón.

Rivarola explicó a InfoCañuelas que hace tres décadas Alcides Ponce le compró ese inmueble a Saverio Ursino, padre de Fabián.

"Lo que más nos preocupa es que evidentemente sabían los movimientos de la casa. Tenían en claro que Elsa se iba todas las noches y regresaba por la mañana. Ahora los dueños van a reinstalar el sistema de alarmas y colocar mayores medidas de seguridad", añadió Rivarola.

INFOCAÑUELAS