Volver a sección

| Información general

Un vecino de Cañuelas midió los sólidos del agua que provee ABSA: el resultado es impactante

Registró niveles muy por encima de lo recomendado por el Código Alimentario Argentino.

Registró niveles muy por encima de lo recomendado por el Código Alimentario Argentino.

Un vecino de Cañuelas midió los sólidos del agua que provee ABSA: el resultado es impactante

 Una de las mediciones: 2300 PPM.

Un vecino que vive en el centro de Cañuelas se tomó el trabajo de medir los elementos sólidos disueltos en el agua que provee la empresa ABSA. El resultado es impactante y a la vez preocupante: en distintos momentos del día registró entre 2.300 y 2.430 partes por millón (PPM), cuando el máximo permitido por el Código Alimentario Argentino para el suministro de agua potable domiciliaria es de 1.500 PPM.

La medición fue realizada el viernes 1 de diciembre por el Ing. Fernando Menconi en su casa de la calle Independencia, en el centro de la ciudad.

Utilizando un tester digital de uso doméstico, Menconi llenó un vaso de agua obtenida directamente desde la red de calle y midió la concentración total de los sólidos disueltos en el agua (Total Dissolved Solids o TDS por su sigla en inglés). Los TDS se componen de sales, minerales, metales y cualquier otro compuesto orgánico o inorgánico soluble.

El tester indicó 243 x 10, es decir 2.430 PPM. En el mismo momento Menconi midió los TDS presentes en la soda y en un botellón de una reconocida marca. El resultado fue dentro de los parámetros normales: 159 PPM para la soda y 225 para el agua envasada.

De inmediato Menconi se comunicó con el 0800 de ABSA y dejó asentado el reclamo (Nro. 3591240).


TDS de la soda y el agua en bidón.


TDS del agua de ABSA: 230x10: 2.300 PPM.

“Realmente es un agua que no se puede tomar. La Organización Mundial de la Salud sostiene que hasta 300 PPM el agua es excelente; en el rango de 300 a 600 es buena; de 600 a 900 es regular; de 900 a 1.200 es pobre; y con más de 1.200 PPM es inaceptable. ABSA me está dando agua con nivel de 2.430, muy por encima de lo inaceptable”, explicó Menconi.

InfoCañuelas realizó una consulta con el Lic. en Química José Luis Forquera, quien ratificó que de acuerdo al Código Alimentario Argentino, el TDS máximo permitido para el agua potable es 1.500 mg/l (medida equivalente a PPM) y recomendó hacer un estudio más específico para determinar cuáles son los sólidos disueltos que están dando niveles tan elevados. Además, destacó que el resultado obtenido por Menconi no puede generalizarse porque en algunos sectores de la ciudad se inyecta agua en forma directa de alguna bomba mientras que otros sectores reciben caudal del tanque central, lo que dará calidades distintas.

Asimismo, recomendó hacer un reclamo al proveedor y en el caso de que no dé respuesta, hacer la denuncia en el Laboratorio Central de Salud Pública, en La Plata, a través de este enlace.  Allí hay un formulario con una declaración jurada que debe completar el solicitante; y un instructivo de cómo obtener la muestra del agua que se desea analizar.

Menconi explicó se dedica al transporte a granel de diversas sustancias y cuando le toca transportar sustancias alimenticias está acostumbrado a pasar por innumerables controles de calidad y sanidad. “En mi trabajo aprendí a ser muy cuidadoso y preciso con los controles; por eso pretendo que ABSA se maneje de la misma manera con el agua que nos vende”, advirtió.

Hace unos cuatro años Menconi también detectó niveles inusuales de suciedad en el agua por lo que realizó un análisis en el INTI, que determinó una gran presencia de bacterias, arsénico y otros elementos extraños, por lo que intentó impulsar un recurso de amparo colectivo, pero los frentistas de su barrio no lo acompañaron. Se dirigió a la Secretaría de Obras Públicas de la Municipalidad, donde tampoco le dieron cabida.

Hace unos meses, viendo que la calidad del agua de ABSA sigue siendo muy deficiente, instaló en su casa una serie de filtros y un equipo de ósmosis inversa compuesto por una serie de cartuchos de carbón activado que retiene los distintos contaminantes. De esta manera logró disminuir de 2.400 a 700 los TDS del agua. “El equipo que compré está diseñado para 1.500 ppm de TDS máximo, por eso es que en este caso, partiendo de 2.400, no logro llegar a un agua óptima pero sí pude mejorar bastante la potabilidad”.

En dos oportunidades InfoCañuelas intentó establecer contacto con el área de Comunicación de ABSA, pero no hubo respuesta.