23 de mayo. Cañuelas, Argentina.

weather 13º

Tres empleados demandaron al municipio: están en desacuerdo con la categorización

Cuando en 2009 se aprobó el nuevo nomenclador perdieron jerarquía respecto al escalafón anterior.

Municipalidad de Cañuelas. Archivo InfoCañuelas.

Municipalidad de Cañuelas. Archivo InfoCañuelas.

Tres empleados municipales iniciaron una demanda contra la Municipalidad de Cañuelas para exigir que se los recategorice en forma retroactiva y se les pague la diferencia de haberes que perdieron a partir de 2010, cuando se implementó el escalafón de 24 categorías con el que resultaron seriamente perjudicados.

La demanda fue iniciada en 2021 por Eduardo Alejandro Aguirre, Alberto Víctor García y Roberto Ovidio Evans ante el Juzgado Contencioso Administrativo 3 de La Plata a cargo de la Dra. María Fernanda Bisio, con el patrocinio del abogado Gonzalo Permuy Vidal. 

En las últimas semanas la jueza Bisio designó al perito contador, por lo que la causa está ingresando en su trámite definitorio. Entre tanto, el municipio ya fue declarado en rebeldía porque nunca respondió los pedidos de información cursados por la justicia, en los que solicitaba los legajos de los tres agentes.

¿Cuál es el origen de la demanda? Hasta 2009 la carrera municipal funcionaba con un sistema de seis categorías. Con el argumento de que era muy lento y difícil ascender de una a otra, a lo largo de varios meses el gremio Fesimubo conducido por los hermanos Daniel y Roberto Suárez impulsó un nuevo sistema de 24 categorías que finalmente fue aprobado en la sesión del 9 de diciembre de 2009. La oposición de aquel momento, conformada por la UCR y el cobismo, también acompañó. “Cuando el nuevo nomenclador fue aprobado por unanimidad, los militantes del Fesimubo estallaron con una batucada y fiesta de papel picado” publicó InfoCañuelas sobre aquella jornada. 

Ahora bien, la implementación del nomenclador tal vez resultó beneficiosa para los agentes ingresantes pero muy nociva para algunos empleados que tenían categorías altas, que fueron reacomodados en forma discrecional en el nuevo esquema, sin guardar correspondencia con los años de servicio o la tarea desempeñada.

Es el caso de Roberto Evans, que llegó a ser responsable del área de Comercio y tenía la categoría 5 del antiguo escalafón, la máxima a la que podían aspirar los empleados (la número seis estaba reservada para el jerárquico). A partir de 2010 le otorgaron la categoría 16 del nuevo sistema, por lo que indudablemente retrocedió varios casilleros.

Similar es el caso de Eduardo Aguirre, que llegó a ser jefe de Compras y estaba en la categoría 4 pero a partir de 2010 fue reencuadrado en la 13, con el agravante de que no fue beneficiado con ninguna recategorización en los siguientes ocho años, perdiendo derechos adquiridos. Si se considera su situación, la premisa de que el nuevo nomenclador facilitaría los ascensos en la carrera municipal resultó falsa. 

La misma situación se repitió con Alberto Víctor García, quien se desempeñó como chofer profesional e inspector de Bromatología, Comercio y Zoonosis, entre otras funciones. Tenía la categoría 4 en el viejo sistema de 6. A partir de 2010 fue encuadrado unilateralmente en la 13 perdiendo posiciones en relación al sistema anterior, sumado a que esta degradación se dio cuando se acercaba a la edad jubilatoria.

El 9 de diciembre de 2009, los hermanos Suárez festejan la aprobación del nuevo nomenclador. Archivo InfoCañuelas.

El 9 de diciembre de 2009, los hermanos Suárez festejan la aprobación del nuevo nomenclador. Archivo InfoCañuelas.

En la demanda iniciada por el Dr. Permuy Vidal el letrado aclara que el reclamo no resulta extemporáneo porque hubo intentos previos de zanjar la situación por la vía administrativa, pero la Municipalidad nunca accedió a revisar el tema.

Le enviaron notas al intendente Gustavo Arrieta y en 2018 participaron en una audiencia en la delegación Lobos del Ministerio de Trabajo ante el delegado de ese momento, Carlos Fare, y el secretario de Conciliación, Patricio Barrere. El representante del municipio, José Luis Perrotat, luego de escuchar el planteo de los trabajadores, informó que no se procedería con ninguna recategorización y que los empleados tenían que aguardar hasta 2019, cuando se expediría la Junta de Promociones y Ascensos, algo que por supuesto no sucedió.

En el inicio de la causa la jueza solicitó los expedientes y legajos de los tres empleados tanto al Ministerio de Trabajo como a la Municipalidad de Cañuelas. Mientras que la cartera laboral los remitió, la Municipalidad no lo hizo a pesar de los pedidos reiterados el 17/09/2021, 24/11/2022, 03/03/2023 y 29/05/2023, por lo que fue declarada en rebeldía.

Hace algunas semanas se designó en el expediente a Alejandro Javier Ithurriague como Perito Contador Oficial, quien deberá inspeccionar los libros municipales para informar los sueldos recibidos por los tres agentes en uno y otro escalafón como así también evaluar la potencial pérdida de haberes que sufrieron con el nuevo esquema.

Escrito por: Redacción InfoCañuelas