Volver a sección

| Información general

Tras el revés electoral, el Ejecutivo hizo cambios en el Corralón y dos delegaciones

Fueron remplazados los delegados Uribelarrea y Alejandro Petión, aunque uno de los designados duró apenas 48 horas en el cargo.

Fueron remplazados los delegados Uribelarrea y Alejandro Petión, aunque uno de los designados duró apenas 48 horas en el cargo.

Tras el revés electoral, el Ejecutivo hizo cambios en el Corralón y dos delegaciones

 Las máquinas florecieron en las calles de Uribe.

Tras el revés electoral de las primarias, el gobierno municipal implementó una serie de cambios en el área de los servicios con los que busca dinamizar la presencia en los barrios y localidades, especialmente en aquellas zonas donde el resultado fue especialmente inesperado.

Por un lado, ayer se conoció el cambio del delegado de Uribelarrea, localidad donde el oficialismo perdió a pesar de haber apostado fuerte a la obra pública con la refacción del acceso.

Walter Abitante -designado hace dos años en remplazo de Gustavo “Tike” Ibáñez- fue remplazado por Rogelio Pla, un hombre del Frente Renovador que responde al concejal y subdirector del Hospital Dardo Rocha, Leonel Fangio.

Tanto Fangio como el gobierno creen que el resultado adverso obedece en parte al desempeño de la Delegación municipal por lo que decidieron dar un golpe de timón para tratar de revertir el resultado en noviembre.

Por otra parte también el delegado de Alejandro Petión, Alejandro Aparicio, fue separado del cargo y designado en el Hospital Dardo Rocha. En su lugar asumió Raúl Ontivero, un empleado de muchos años del corralón municipal. Lo curioso es que Ontivero duró apenas dos días en su nuevo puesto al que renunció luego de un “encontronazo” con el coordinador de delegaciones, Bruno Carrozzi. Por lo tanto, Petión se encuentra momentáneamente sin delegado.

En ambos casos los delegados fueron el fusible del resultado electoral, cuando la realidad es que las delegaciones cuentan con muy pocos recursos y autonomía para intervenir en las localidades.

Una fuente del Ejecutivo informó que el subsecretario de Servicio y director del corralón, Marcelo Ponce, continuará en su puesto, aunque se introdujo un cambio en el área operativa, donde fue designado Juan Arrieta. Se trata de un empleado de más de 20 años de experiencia, conocedor del terreno, que durante largo tiempo fue mano derecha de los hermanos Suárez en el FESIMUBO.

Entre tanto, también se conoció el pedido de licencia presentado por el subsecretario de Obras Públicas, Arq. Cristian Ricchetti. Si bien este alejamiento temporario estaría motivado por razones de salud y una inminente cirugía (en las últimas semanas se lo vio con cuello ortopédico) también trascendió cierto malestar con el funcionario por las fallas en la obra de cordón cuneta, sobre todo en la intersección de Basavilbaso y Larrea, donde evidentemente faltaron controles sobre la empresa concesionaria Cleanosol. 

Hasta el momento el Ejecutivo no dispuso ningún remplazo de Ricchetti, un profesional procedente de Roque Pérez.


 

x