Volver a sección

Información general

Todos junto a la Virgen

Una multitud acompañó las fiestas patronales de Cañuelas. El obispo Juan Horacio Suárez participó en la procesión.

Más de cinco mil fieles participaron este miércoles en las fiestas patronales de la Virgen del Carmen, una participación que no se veía desde hacía muchos años.

La procesión -con una extensión de casi cinco cuadras- se dirigió desde el templo por las calles Del Carmen, Moreno, Yrigoyen y Libertad, hasta llegar nuevamente a la Iglesia.

La imagen de la Virgen, portada por un grupo de bomberos voluntarios, se mantuvo en el centro de la columna. Unos pasos más atrás caminaron el obispo monseñor Juan Suárez, el vicario general de la Diócesis, Martín Moyano; el padre Mario Slongo; el intendente Gustavo Arrieta y la jefa de Gabinete, Marisa Fassi.

La Municipalidad tuvo este año una activa participación en las fiestas patronales, no sólo con la presencia permanente del intendente, sino además con una asistencia logística para el armado del acto.

A pesar del conflicto parroquial que se vive desde el 29 de marzo (con un sostenido reclamo para que sea trasladado el cura párroco) no hubo durante toda la fiesta una sola mención al tema.

El obispo se limitó a pronunciar una homilía ajustada la liturgia. Pidió, especialmente, redoblar los esfuerzos para mantener las vocaciones sacerdotales.

La masiva presencia de fieles -favorecida por un día soleado y casi veraniego- fue una señal de que la gente quiso estar junto a la Virgen y profesar su fe, más allá de los cuestionamientos contra el párroco.

En el marco de la fiesta se realizó la bendición de la bandera cañuelense, adoptada a fines del año pasado.

Las empresas Lomaser, Probiar, Adezimp Saf-Lassafre, El Ciudadano y el Club de Campo La Martona hicieron entrega de banderas a las escuelas ubicadas en su zona de influencia.

Al cabo de la misa y bendición de emblemas hubo un desfile con la presencia de los Centros Tradicionalistas El Cencerro, El Potro, Don Bosco y Agrupación Guardia del Sur.

Mientras el locutor Jorge Alonso describía pelajes y pilchas de los jinetes, el obispo compartió unos mates con el intendente y su esposa.

Como cierre hubo un espectáculo musical a cargo de Los Quichuas, Cantares del Sur, Raíces del Huayra; el ballet Yapal Pení y la agrupación de Noelia Belleza.

Durante la actuación de Los Quichuas el intendente se vio sorprendido por la ex subsecretaria de Salud, Lic. Fernanda Baldassarre. Frente a la mirada de todo el público la ex funcionaria le pidió una audiencia y le hizo una serie de reclamos salariales a viva voz. El intendente le pidió que hablara con los abogados de la comuna pero ante la insistencia de la ex funcionaria, en tono poco amigable le pidió que se retirara.

INFOCAÑUELAS