Volver a sección

| Información general

Teresa De Luca: “Creo que soy víctima de una operación política”

La dirigente social reaccionó con enojo por un allanamiento que se realizó en su local comercial.

La dirigente social reaccionó con enojo por un allanamiento que se realizó en su local comercial.

Teresa De Luca: “Creo que soy víctima de una operación política”

 Teresa De Luca. Archivo.

“Creo que soy víctima de una operación política. Tampoco descarto que sea una causa armada”. De esta manera la dirigente social Teresa De Luca se expresó en relación a un allanamiento realizado en su comercio gastronómico en la tarde del miércoles 7 de octubre.

Tras preguntar por su hijo, Gerardo Grattone, que no se hallaba en el lugar, los efectivos ingresaron al establecimiento ubicado en el kilómetro 64 de la Ruta 3, de donde se llevaron una máquina amoladora negra y un taladro eléctrico verde. La causa se originó en una denuncia por robo presentada ante la UFI 2 a fines de septiembre.

“Esas herramientas no eran mías ni de mi hijo Gerardo. Me las prestó mi yerno. Desconozco si tiene los papeles pero sé positivamente que las compró en La Pecera, porque lo acompañé. Y tengo audios de hace 15 ó 20 días en los que le pido que me preste esas herramientas”, dijo De Luca a InfoCañuelas.

Y destacó que en la orden que tenían los policías no se especificaba la marca ni el modelo de herramientas que estaban buscando. “Mucha gente tiene taladros o amoladoras en su casa” ironizó. 

También desligó a su hijo del hecho. “Se levanta a las 6 de la mañana para trabajar en Lobos. No tiene nada que ver con esto, como tampoco tenemos relación con el otro domicilio allanado. Conozco a esa gente simplemente porque son clientes de mi comercio, como tengo tantos otros clientes”. Y añadió que en ese otro domicilio “buscaban una llanta de aleación de Renault 18 pero la que se llevaron no corresponde a ese auto”.

De Luca es referente local de la CTA Autónoma, el MTL y la Unidad Popular (UP). Dijo que el allanamiento la tomó por sorpresa y que se produjo momentos después de que finalizara una reunión tendiente a reorganizar una cooperativa textil.

“Se está iniciando un año eleccionario y he tenido controversias con personas que viven cerca de mi local, personas que están relacionadas a Fesimubo. La denuncia podría venir de ahí. También sabemos que se arman causas judiciales y que mi relación con la policía no es buena porque muchas veces reclamé que echaran a los corruptos”, añadió.

Si bien destacó que el procedimiento policial fue “pacífico” y respetuoso”, se quejó porque en la Fiscalía no le permitieron ver la causa ni conocer la génesis de la denuncia. “Lo concreto es que este allanamiento daña la imagen pública de alguien que labura. No sé con qué elementos el juez pudo ordenar esto, evidentemente los datos que le llevaron al juez no son los correctos. Estoy haciendo averiguaciones para determinar si esto es una causa armada o un tema político”.

x