Volver a sección

Información general

Slongo, con menos control en el Santa María

La Junta de Educación Católica intervendrá en el Colegio con dos nuevos representantes legales. El paso siguiente sería su traslado a otra parroquia.

La crisis desatada con el despido de la profesora Marianela Raggi podría terminar con la labor parroquial de Mario Slongo en Cañuelas.

La semana pasada el Obispado de Gregorio de Laferrere anunció la restitución de la docente en su cargo y esta semana la Junta de Educación Católica (JUREC) anunció que Slongo será acompañado por dos nuevos representantes enviados por el organismo para hacer frente a la organización administrativa.

La noticia se conoció el miércoles a la tarde, en una reunión que los miembros de la JUREC mantuvieron con los directivos y un docente de cada nivel.

La segunda representante legal, Telma Garavaglia, presentó su renuncia esta semana, la que ya fue aceptada por las máximas autoridades de la Diócesis.

La noticia no alcanzó para calmar del todo el reclamo popular. Uno de los participantes de las tres puebladas contra el sacerdote sostuvo a InfoCañuelas que no se detendrán hasta lograr el traslado del párroco a otra localidad.

A principios de esta semana un miembro de la comunidad se dirigió al Obispado y entregó un petitorio con 1.500 firmas solicitando el desplazamiento.

En una reunión que se llevará a cabo hoy a las 20 se determinará los pasos a seguir.

De la misma manera que su control sobre el colegio se ha visto cercenado, los trascendidos indican que Slongo seguirá en Cañuelas como sacerdote durante un tiempo más, aunque tarde o temprano será trasladado, seguramente cuando el conflicto se enfríe.

INFOCAÑUELAS