20 de abril. Cañuelas, Argentina.

weather 24º

Se le generó una grave infección por la mala colocación de un implante anticonceptivo

Le sucedió a una mujer de Santa Anita tras un procedimiento realizado en Santa Rosa. Está internada en el Hospital Marzetti.

Sabrina, una vecina del barrio Santa Anita, de 43 años, se encuentra internada en el Hospital Ángel Marzetti a causa de una importante infección en un brazo como consecuencia de un implante anticonceptivo subdérmico que le insertaron el jueves 29 de junio durante un operativo realizado en la unidad sanitaria del barrio Santa Rosa.

El operativo estuvo a cargo de cinco integrantes del equipo de Residentes de Medicina General y Familiar Cañuelas (RMGyF) del Hospital Marzetti, es decir médicos recién egresados que están haciendo sus primeras prácticas en el sistema. Sabrina concurrió con tranquilidad porque en dos ocasiones anteriores le aplicaron el mismo dispositivo que no le generó ninguna dificultad.

El domingo posterior a la inserción notó que la zona del implante estaba morada, hinchada y con signos de infección. 

El lunes concurrió al Hospital Marzetti muy preocupada por su condición de diabética. Si bien fue revisada por la Dra. Amanda Larrosa, una de las generalistas que integró el equipo de Santa Rosa, no logró dar con la joven profesional que la atendió aquel día. 

A pesar del mal aspecto del brazo Larrosa no le indicó ningún antibiótico y sólo se limitó a indicarle que regresara al día siguiente.

“El martes volví al Marzetti, otra vez estaba la doctora Larrosa pero no la médica que me colocó el chip. Esta vez me dio un antibiótico y me dijo que necesitaba la asistencia de un cirujano. Le pedí que me derivara al Cuenca, pero me dijo que no podía. Estuve largo rato dando vueltas, intentando hablar con el director del Hospital, pero sólo pude hablar con la secretaria de él. Tampoco logré ubicar al coordinador del operativo de implantes. Insistí y finalmente la Dra. Larrosa me firmó la derivación al Cuenca. Ahí me recibió una ginecóloga que no me quiso hacer una intervención. Simplemente me dio un antibiótico y me dijo que no se podía hacer cargo de las cagadas de otros” relató Sabrina.

El volante de la campaña a la que concurrió Sabrina.

El miércoles 5 volvió al Hospital Marzetti cada vez más preocupada por el aspecto de su brazo. En esta oportunidad una secretaria se dio cuenta de la gravedad del cuadro y la derivó a una ginecóloga que ordenó su inmediata internación debido al avance de la infección. El sábado 9 le retiraron el implante y ante la presencia de gran cantidad de pus, le reforzaron la dosificación de antibióticos. 

Me dijeron que el implante fue mal colocado. En lugar de ponerlo en forma superficial y horizontal debajo de la piel, me lo clavaron hacia el interior del brazo con la mala suerte de que me atravesaron el tendón. Además, al hacer el corte para clavarlo me cortaron un vaso y por eso la zona se puso totalmente morada”, relató la mujer a InfoCañuelas.

Mi idea es demandar a la médica, no para obtener un rédito, sino para que le saquen la matrícula, que vuelva a estudiar y aprenda a hacer bien las cosas. Al día de hoy nadie me quiere decir quién es la profesional que me hizo esto. Quiero que el director y el jefe de los operativos se hagan cargo. Yo trabajo en el área de turismo, en estos días tenía un viaje grupal programado a Córdoba que tengo que suspender porque no lo puedo coordinar. Me complicaron la vida y lo peor es que casi pierdo un brazo y me tuvieron durante días dando vueltas sin darme una solución”, añadió.

Credencial que le entregó la residente.

Sabrina vive en Santa Anita con su esposo y siete hijos. Hace unos seis años se colocó por primera vez el implante anticonceptivo subdérmico que, debido al buen resultado, repitió en 2020.

En vísperas del 29 de junio circuló en redes sociales un volante con las firmas del RMGyF y del Hospital Marzetti que convocaban a una “Jornada de Colocación de Implantes Chip”, a realizarse en la Unidad Sanitaria, de 9 a 13, por orden de llegada. “Tenemos 50 chips disponibles”, agregaba la publicación.

En el caso de Sabrina, le colocaron un dispositivo de marca Organon, Lote W026460.

Derivación al Cuenca firmada por Larrosa.

Los implantes subdérmicos consisten en una varilla pequeñas, finita y flexibles que se coloca en el brazo (debajo de la piel), con anestesia local. Liberan una hormona (progestágeno) en forma continua que inhibe la ovulación. Una vez colocado brinda protección entre 3 y 5 años.

Ante una consulta de InfoCañuelas, desde el Hospital Marzetti indicaron que “jamás tuvimos un reclamo por esta situación” y que recibirán a Sabrina durante esta semana.

Escrito por: Redacción InfoCañuelas