Volver a sección

Información general

Se firmará el acta de cierre del basural de Cañuelas

Este viernes autoridades de ACUMAR y el juez Rodríguez tienen previsto visitar el predio de Ruta 6.

 Las tareas de limpieza, en 2017. Archivo.

El vertedero municipal de Cañuelas -el último basural a cielo abierto que hasta el año pasado funcionaba en la Cuenca Matanza Riachuelo- será formalmente cerrado este viernes en el marco de un convenio que firmarán el intendente Gustavo Arrieta, las autoridades de ACUMAR y el juez de la causa Mendoza, Jorge Rodríguez. 

Las autoridades tienen previsto visitar ex basural y en caso que las condiciones climáticas lo impidan, el acta de cierre se firmará simbólicamente en el Palacio Municipal.

A lo largo del último año se realizó una cobertura de los residuos con tierra y se instalaron chimeneas para el venteo de los gases, por lo que ya no queda basura en superficie. Sólo resta arbolar el entorno.

El 31 de julio vence el convenio firmado hace un año entre ACUMAR y el municipio de Cañuelas mediante el cual el organismo ambiental financió la disposición de los residuos en el Ceamse. A partir de agosto, si no hay una renovación de este acuerdo, el municipio deberá pagar la disposición, que tiene un costo estimado de 350 pesos por tonelada. Teniendo en cuenta que Cañuelas produce entre 65 y 70 toneladas diarias, el costo superará los 20 mil pesos al día.

Esta situación obliga a acelerar la puesta en marcha del Ecopunto, la planta de reciclado construida en el antiguo basural. Hasta el momento la planta funciona en forma parcial, con el trabajo de la cooperativa Cañuelas Recicla Ltda., cuyos integrantes realizan una separación y aprovechamiento de los materiales reciclables.

Queda pendiente un aporte de ACUMAR para la compra de algunas máquinas y la puesta en marcha las cintas transportadoras, lo que facilitará y agilizará el trabajo de recuperación.