21 de mayo. Cañuelas, Argentina.

weather 11º

Se aproxima el juicio oral a Felipe Nori por la fallida atención de dos pacientes

El brasileño será juzgado por abandono de persona, en un caso seguido de muerte, delito que prevé hasta 15 años de prisión.

Nori, durante el juicio de 2019.

Nori, durante el juicio de 2019.

A paso de tortuga avanza la causa penal contra el brasileño Felipe Nori Haggi Lacerda por la fallida atención de dos pacientes en Cañuelas, cuando trabajaba como médico del Hospital Ángel Marzetti sin estar recibido.

En los próximos meses será llevado a juicio oral y público por los delitos de Abandono de Persona seguido de muerte, del que resultó víctima la vecina de Alejandro Petión Margarita Serrano; y Abandono de Persona en grado de tentativa, en perjuicio de Marcelo Blanco.

Nori está imputado en los términos del artículo 106 párrafo tercero del Código Penal argentino que castiga con una pena de 2 a 6 años de prisión al que “pusiere en peligro la vida o la salud de otro, sea colocándolo en situación de desamparo, sea abandonando a su suerte a una persona incapaz de valerse y a la que deba mantener o cuidar”. La pena se amplía de 5 a 15 años si la víctima muere.

En el día de ayer el Tribunal Oral 3 de La Plata notificó a la Fiscalía 1 de Cañuelas y a los abogados de las partes (Jorge Fernado Guzmán, letrado de María Marcelina Avellaneda, hija de Serrano; Alejandro Bello, letrado de Marcelo Blanco; y Facundo Puente y Patricio Ameruso, defensores de Felipe Nori), que tienen un plazo de 10 días para presentar las pruebas que llevarán al juicio. Cumplido ese trámite, se fijará la fecha del debate oral.

En la primera causa se analizan los hechos ocurridos el 21 de agosto de 2017. Haciéndose pasar por médico sin estar recibido y utilizando la identidad de Joao Peixoto Dos Santos Neto, Nori trasladó a Margarita Serrano desde Alejandro Petión a Cañuelas. La mujer murió de un paro cardíaco durante el traslado en ambulancia sin haber recibido maniobras de reanimación cardiopulmonar.

En el segundo expediente la demanda fue iniciada por Marcelo Blanco. El 18 de febrero de 2018 ingresó a la guardia del Hospital Marzetti con un fuerte dolor en el pecho. Si bien Nori le indicó un electrocardiograma, al recibir el estudio no se habría dado cuenta de que estaba ante un infarto en proceso por lo que le dijo a Blanco que se fuera a su casa y se aplicara un antiinflamatorio. Como siguió sintiéndose mal, Blanco se dirigió al hospital de Lobos, donde quedó internado. Luego demandó a Nori, al Hospital Marzetti y a la Municipalidad de Cañuelas por las secuelas que le dejó la atención tardía.

Nori ya tiene una condena previa de 3 años de prisión en suspenso. Fue dictada el 13 de diciembre de 2019 por la jueza Cecilia Sanucci, titular del Tribunal Oral 1 de La Plata, por los delitos de Ejercicio ilegal de la medicina, Usurpación de Títulos y Honores y Uso de documento falso. Esa condena finalizó el 23 de diciembre de 2022.

Fabiana Pereyra declara como testigo en el primer juicio.

Durante esos años en los que estuvo “en capilla” y en lo que no pudo salir del país, Nori continuó estudiando y finalmente se recibió de médico a fines de 2021. Actualmente trabaja en un hospital del Gran Buenos Aires.

Además del juicio oral que comenzará a breve, tiene otra causa abierta: es la demanda por estafa que la concejal Diana Barcia le inició en enero de 2020, reclamándole la devolución de los sueldos que cobró en el Marzetti de manera irregular, haciéndose pasar por alguien que no era. Esa causa (Nro. 72/20) se encuentra en la UFI 3 del Dr. Marcelo Martini. 

Nori, de 28 años, estuvo contratado como médico generalista entre el 1 de agosto de 2017 y fines de abril de 2018, período en el que cobró sueldos por un total de $ 739.047. Actualizado por inflación, ese monto asciende hoy a $ 8.000.000.

El “largo brazo” de la justicia no parecería ser tan largo porque todavía no se ocupó de la amiga y compatriota de Nori, Thais Soares Costa, quien a pesar de haber cometido los mismos delitos (Ejercicio ilegal de la medicina, Usurpación de título y Uso de documento falso), nunca fue llevada al banquillo. 

Escrito por: Redacción InfoCañuelas