Volver a sección

Información general

Santa María: reclamos por el uso de fondos

Padres y ex integrantes de la UPF se reunieron con el cura párroco para conocer en qué se gastaron los 100 mil pesos de una contribución cobrada a los alumnos entre 2006 y 2007

El cura párroco Mario Slongo tuvo que rendir cuenta de los 100 mil pesos recaudados entre los años 2006 y 2007 a través de la cuota de la UPF (Unión de Padres de Familia), una contribución obligatoria que pagan todos los alumnos del complejo parroquial Santa María para distintas obras de mantenimiento.

Meses atrás, cuando se inició un movimiento de protesta contra el sacerdote pidiendo su traslado, también se empezó a cuestionar el manejo económico del complejo, especialmente el cobro de la contribución para la Unión de Padres debido a que esa asociación no existe desde fines del 2005.

En una reunión efectuada el martes a la noche con varios padres y ex integrantes de la UPF Slongo reconoció que ese grupo se encuenta disuelto y aseguró que los 100 mil pesos recaudados entre 2006 y 2007 fueron invertidos bajo su exclusiva responsabilidad en obras edilicias, especialmente en la construcción de aulas para el primario, que tuvieron un costo de casi 90 mil pesos.

Algunos de los presentes solicitaron que el párroco hagas públicas los comprobantes de los gastos efectuados.

Los nuevos representantes legales del complejo, David Heras y Graciela Morgante, anunciaron además que en vista del conflicto suscitado, los fondos recaudados en lo que va del año 2008 (unos 20 mil pesos) se encuentran inmovilizados en el Colegio a la espera de que se conforme una nueva Unión de Padres.

La reunión con el presbítero tuvo momentos de muchísima tensión. Varios padres abandonaron el encuentro antes del final totalmente ofuscados por las respuestas del sacerdote.

INFOCAÑUELAS