Volver a sección

Información general

Renunció el director de Seguridad

Julián Ros presentó su renuncia indeclinable. Había asumido en diciembre de 2008. "Estaba desgastado", confió una fuente del Ejecutivo.

Este miércoles, mediante una carta que le entregó al intendente Gustavo Arrieta, Julián Ros presentó su "renuncia indeclinable" al cargo de director de Seguridad que ocupaba desde diciembre de 2008.

Las fuentes consultadas en el Ejecutivo minimizaron la renuncia al señalar que Ros "estaba desgastado" y que su alejamiento era "un tema previsto y conversado" pero lo cierto es se produjo de manera sorpresiva, en medio de una seguidilla de robos al comercio.

Ros le entregó la carta al intendente en las primeras horas de la tarde y, según trascendió, su reemplazante se conocerá en un plazo breve. Mientras tanto, el área quedó bajo la responsabilidad de la jefa de Gabinete, Marisa Fassi.

El abogado, oriundo del barrio Santa Rosa, llegó al cargo en diciembre de 2008. Luego de jurar asombró a todos al declarar que no tenía un plan para reducir el delito.

Luego su área protagonizó algunos episodios escandalosos jamás aclarados, como la presencia de un móvil de la Guardia de Prevención Urbana de Cañuelas en un prostíbulo de La Matanza.

El funcionario tampoco pudo organizar un esquema de foros barriales ni logró poner un freno a los permanentes robos y asaltos al comercio.

INFOCAÑUELAS