Volver a sección

Información general

Renunció el director de Familia

Horas antes de las elecciones, el funcionario municipal se alejó del cargo en medio de sospechas por la utilización de la mercadería con fines proselitistas.

El director de Familia y Desarrollo Humano, Eduardo Américo Fernández, presentó su renuncia hoy al mediodía, horas antes de las elecciones generales del domingo, en medio de sospechas cruzadas por la utilización política de los bolsones de alimentos.

El funcionario decidió retirarse cuando dos secretarios del intendente (José Luis Perrotat y Julián Bautista) se presentaron en su oficina con la orden de contabilizar los kilos de mercadería guardados en el depósito del área.

"No puedo tolerar que el intendente desconfíe de mí de esta manera, por eso doy un paso al costado", indicó Fernández en diálogo con InfoCañuelas.

El intendente, en tanto, admitió que decidió hacer "una auditoría" ante las "versiones de que el área de Política Social tenía favoritismo hacia un candidato. Cuando tenga el informe voy a saber si hay faltante de mercadería o no".

CONTRADENUNCIA
Fernández negó terminantemente que su área haya desviado mercadería o colchones para la campaña de algún candidato.

"Todo los empleados del área estábamos de acuerdo en no hacer ningún tipo de entrega que pudiera ser pensada como campaña política".

Al mismo tiempo, el funcionario denunció que durante la semana el Ejecutivo "autorizó el envío de vehículos municipales a La Plata para traer mercadería con destino a la candidata Diana Barcia", alineada con el actual intendente.

Por otra parte, aseguró que en la semana "varias personas se presentaron en Política Social a pedir distintas cosas, especialmente materiales de construcción, diciendo que iban de parte de Tito Pérez. Esto es algo que no me consta, pero es lo que decía la gente. A estas personas le dimos el tratamiento habitual y le iniciamos un trámite por la vía administrativa".

Antes de retirarse de su cargo, Fernández intentó dejar la llave de su oficina (y del depósito de alimentos) al intendente, pero como el jefe comunal no estaba, terminó dejándosela a dos empleados.

Al momento de su retiro aseguró que había aproximadamente 6.500 kilos de alimentos y 30 colchones.

INFOCAÑUELAS
27-10-07