Volver a sección

| Información general

Reclamos por la obra de asfalto: ¿Qué dicen desde la empresa y qué hará el municipio?

La Municipalidad licitó una nueva obra de desagües evitar anegamientos en Basavilbaso y Larrea, en el sector recién terminado. Ayer los vecinos se reunieron con los concejales opositores.

La Municipalidad licitó una nueva obra de desagües evitar anegamientos en Basavilbaso y Larrea, en el sector recién terminado. Ayer los vecinos se reunieron con los concejales opositores.

Reclamos por la obra de asfalto: ¿Qué dicen desde la empresa y qué hará el municipio?

 ABSA hizo un desagote en Basavilbaso y Larrea.

Las últimas lluvias volvieron a poner de manifiesto los problemas que arrastra la obra de asfalto y cordón cuneta que se está ejecutando en barrios de Cañuelas y Máximo Paz a cargo del contratista Cleanosol de la ciudad de Avellaneda.

En Basavilbaso entre Larrea y Acuña, donde los trabajos ya fueron terminados hace dos meses, se volvió a formar una importante laguna debido a que el agua no tiene para dónde escapar por falta de sumideros.

Tan persistente fue el anegamiento que el lunes ABSA tuvo que llevar bombas al lugar para desagotar la cuadra. Para evitar que siga sucediendo, la comuna acaba de llama a una nueva licitación que implicará cortar el asfalto recién terminado para hacer un conducto subterráneo.

Lo mismo sucedió en calle Alsina (barrio Las Costas) donde se formó una laguna por tercera vez, en este caso debido a que las máquinas de Cleanosol arrancaron los caños de agua de corriente al hacer el movimiento de suelo.

En Máximo Paz, en tanto, se escuchan quejas de los frentistas por el prematuro deterioro que ya presenta la delgada carpeta de rodamiento.


REUNIÓN DE CONCEJALES CON VECINOS

El jueves a la tarde un grupo de vecinos del barrio Sarmiento se reunió con los concejales Cintia Matreló, Claudia Pelereteguy, Natalia Blasco, Carlos Álvarez, Martín Augusto y Eduardo Recalt para plantear la situación del anegamiento en Basavilbaso y Larrea, que ya se producía antes y que se agravó con la obra. Además, se habló de la falta de cloacas en el sector.

“Hay un clima de mucho enojo porque la obra pareciera estar terminada pero se inunda cada vez que llueve. No previeron ninguna boca de tormenta y por eso se forma una pileta. Pensamos que hay una mala ejecución, porque no se respetaron los niveles naturales de la zona, el agua no escurre y tampoco se previó una solución. A eso se sum que el asfalto no es de buena calidad o no tiene el espesor necesario y con las lluvias comienza a descascararse. Otro problema son las malas terminaciones y la desprolijidad. De hechos la empresa deja las pilas de escombros sobre las veredas de la gente” describió Blasco.

En igual sentido opinó Claudia Pelereteguy, quien además señaló que en Máximo Paz hay cuadras, como la de la Escuela 28, que antes no se inundaban y ahora se inundan a partir de colocación de la carpeta. “Pienso que hasta un alumno de primer año de la Escuela Industrial podría hacer un proyecto mejor que éste. Si no les alcanzaba la plata podrían haber hecho menos cuadras de mejor calidad y no este asfalto electoral”.

Hundimiento en calle Larra y grietas en Máximo Paz.

Los vecinos del Sarmiento también plantearon que hay un tramo de aproximadamente 300 metros sobre Larrea entre Basavilbaso y Vélez Sarsfield que no tiene conexión a la red de cloacas a pesar de que un caño maestro pasa por allí. 

“Les pedimos que vuelquen todos esos reclamos en una carta para presentar ante el municipio. Nosotros también, como bloque, le vamos a pedir una reunión a la Intendente. Hemos decidido manejarnos de esa manera porque cada vez que planteamos estos temas en el Concejo Deliberante, terminan archivos. Desde ahora vamos a proceder de la misma manera que lo hicimos para pedir el retiro de los montículos de tierra. Ante cualquier necesidad de los vecinos nos vamos a comunicar directamente con el Ejecutivo” describió Pelereteguy.

Asimismo, la concejal recordó que su bloque aún no pudo acceder a los pliegos de la licitación para poder contrastar lo que decía la letra con la realidad de la obra ejecutada. 

“En su momento solicitamos las cinco licitaciones que se realizaron en 2020, entre ellas la del Hospital Marzetti y la del asfalto más cordón cuneta. Nos dijeron que al hacer la rendición de cuentas íbamos a poder tener acceso, algo que finalmente no sucedió. Hace más de un mes pedimos una reunión con el secretario de Obras Públicas del municipio y con la empresa, para poder conversar de los detalles técnicos. Esa reunión la tendría que haber pedido la presidenta del Concejo, pero por lo que tenemos entendido, el Ejecutivo le bajó el pulgar”.

LA RESUESTA DE LA EMPRESA

El Arq. Marcelo Crocenzi, responsable técnico de la obra en Cañuelas, accedió a hablar con este diario sobre los reclamos que se están escuchando. Se mostró un tanto molesto por algunos comentarios que circulan en redes sociales advirtiendo que “muchos hablan sin conocimiento técnico”.

Sobre la situación de Larrea y Basavilbaso, explicó que “No tenemos contemplado dentro de la obra que nos adjudicaron hacer sumideros y desagües pluviales. No es culpa nuestra porque eso no estaba incluido en la licitación. De todas maneras la Municipalidad llamó a licitación para una obra importante de desagües que va a permitir derivar el agua hacia Matheu”.

Rotura de caños en Las Costas, durante la ejecución de la obra. La empresa lo atribuyó a los errores en la red.

Crocenzi agregó que esa zona “ya se anegaba antes, con la diferencia que al ser de tierra, la misma tierra iba absorbiendo el agua y el resto se iba por las zanjas. La solución ya la va a dar el municipio con esta nueva licitación”.

Respecto a los problemas que aparecieron en calle Alsina, con la rotura de conexiones domiciliarias, argumentó que normalmente las cañerías deben estar un metro del nivel del suelo. “Lo que sucedió es que en muchos sectores los caños están mal colocados, en algunos casos sólo 10 centímetros de profundidad, y entonces cuando pasa la retroexcavadora, los rompe. Ya lo hemos hablado con ABSA, lo que nos explicaron es que son conexiones vieja. Siempre que se ha roto algún caño hemos llamado a ABSA que estrangula esa cañera y el problema se termina resolviendo. En una oportunidad la calle se inundó porque un caño reventó de noche, cuando la presión es mayor. Eso también se fue resolviendo”.

Por último, se refirió a lo que ocurre en Máximo Paz, donde se observan algunos desgranamientos y hundimientos de la carpeta.

“Hay que diferenciar lo que es carpeta asfáltica del micro aglomerado. Lo que nosotros estamos haciendo no es carpeta asfáltica. Es micro aglomerado, una solución que no inventamos nosotros y que se viene ejecutando hace más de veinte años, homologada por Vialidad Nacional. Se trabaja con un paquete estructural de 30 cm. de desmonte a nivel de cordón cuenta, un enroscado compactado y a esa base se le agrega el micro aglomerado”. Al ser consultado por InfoCañuelas sobre el espesor de esa capa, dijo que es “variable, de entre 1,5 y 2 cm.”.

“En Máximo Paz hay esquinas y bocacalles que no están terminadas y tal vez por eso el material se levanta. Pero son puntos que no están terminados. En otros sectores hay baches que tienen dos explicaciones: la gente circuló por esas calles antes de que fueran abiertas, sin respetar el tiempo de secado; y en otros casos se han formado baches reales porque ha fallado el suelo. Eso lo estamos reparando. Pero son situaciones muy puntuales que representan menos del 0,5 % del total ejecutado.”

Crocenzi añadió que naturalmente el suelo de Máximo Paz tiene una elevada proporción de tosca “lo que facilita nuestro trabajo”.

LLAMAN A LICITACIÓN PARA CORREGIR DESAGÜES

En medio de toda esta discusión que ya lleva varias semanas la Municipalidad acaba de llamar a licitación pública para una nueva obra de desagües pluviales en la esquina de Basavilbaso y Larrea (en el sector que se acaba de concluir) con el objetivo de resolver el drenaje en la zona. Si bien aún no se publicó en el Boletín Oficial de la Provincia, la obra por un monto de más de 15 millones de pesos se encuentra confirmada.

La Secretaría municipal de Obras Públicas realizó el estudio hidrológico preliminar y el diseño, que incluye sumideros y un conductor de hormigón que se hará debajo de la calle Basavilbaso entre Larrea y Matheu (200 metros). También se modificará el conducto ubicado en Matheu entre Basavilbaso y Belgrano (otros 200 metros) por uno de mayor diámetro (0,90).

La magnitud de la obra obliga a cortar el nuevo asfalto, que luego será reparado en esa franja. En el caso de Basavilbaso, la carpeta será reasfaltado en todo su ancho.