Volver a sección

Información general

Radicales y aliados celebraron 30 años de democracia

Hubo reconocimientos para los intendentes, concejales y consejeros escolares radicales que ocuparon el cargo a lo largo de las tres décadas. El salón de actos fue bautizado con el nombre de Reynaldo Puchetta.

1 / 18

Mario Morhain, Susana Frasseren y Rubén Luzzi, primeros concejales de 1983.

1 / 18

La juventud del Frente Progresista Cívico y Social de Cañuelas realizó un importante acto para celebrar los 30 años de la asunción de Raúl Alfonsín en el marco del "Día de la Restauración de la Democracia", conmemorado el 10 de diciembre de cada año por Ley N° 26.323/07.

El martes a la noche un nutrido grupo de dirigentes y militantes se dio cita en el comité de la calle Mitre.

Fue el único homenaje que se efectuó en Cañuelas para recordar las tres décadas de continuidad democrática. El gobierno municipal realizó su propio evento, pero el 30 de octubre, cuando se cumplió el trigésimo aniversario de los comicios de 1983. En esa oportunidad se inauguró un monumento en el óvalo de la ruta 205.

El reencuentro de la familia radical comenzó con el descubrimiento de una placa que le da el nombre de “Reinaldo Puchetta” al salón de actos.

“Pelo” Puchetta -fallecido el 4 de enero de 2007 a los 73 años- militó durante más de medio siglo, veinte de los cuales fue presidente de la comisión directiva. En virtud de esa extensa militancia, fue amigo cercano de dirigentes nacionales como Balbín y Juan Manuel Casella.

Varios de los invitados derramaron lágrimas cuando se proyectó un video con el discurso de Alfonsín en el cierre de campaña de 1983, en el obelisco porteño. Ese día, entre varias frases de enorme actualidad, dijo: “Los argentinos, casi todos los argentinos, tenemos en nuestra boca el amargo regusto de trabajar en vano, de arar en el mar porque periódicamente asistimos a la destrucción de nuestros esfuerzos. Y todo esto ocurre porque el poder que se puede obtener con la violencia y la prepotencia sólo sirve para lo que ellas sirvan, es decir para destruir. La violencia y la prepotencia son las que nos impiden construir. Es la violencia alternativamente ejercida por unos y otros grupos minoritarios, ya sea la violencia física, económica, social o política, la que nos obliga a comenzar siempre de nuevo, la que viene a destruir lo que a duras penas levantamos un día y nos fuerza a empezarlo otra vez al día siguiente”.

 A continuación se entregaron diplomas a los ex legisladores, intendentes, concejales y consejeros escolares radicales del período 1983-2013.

Fueron omitidos algunos ex ediles que ahora ocupan cargos en el gobierno del FPV, pero fueron incluidos los dirigentes del IPV y del GEN, aliados de la UCR.

Ezequiel Rizzi fue el único ex intendente que estuvo presente. Y entre los primeros concejales estuvieron Susana Frasseren, Mario Morhain, Rubén Luzzi, Julio Del Valle y Juan Carlos Vicente.

Leandro Iturmendi habló en nombre de la Juventud Radical. Luego tomaron la palabra los concejales salientes Eduardo Recalt y Guillermo Pérez; los electos Horacio Cabrera y Carlos Alvarez; y el flamante diputado provincial de Quilmes, Fernando Pérez.

Como broche final, Juan Carlos Mariscotti donó una enorme cuadro con la foto de Raúl Alfonsín que fue firmada al dorso por todos los presentes.

INFOCAÑUELAS

Galería multimedia

La noticia en imágenes y videos