24 de junio. Cañuelas, Argentina.

weather

Proponen castigar el acoso callejero en Cañuelas con multas de hasta $ 22 mil

El bloque del Frente de Todos busca incorporar nuevos artículos en la Ordenanza Contravencional de 1984.

Acoso en el transporte público.

Acoso en el transporte público.

Situaciones como tomar fotografías de mujeres y personas LGTBIQ+ en la vía pública sin su consentimiento, apoyar alguna zona del cuerpo masculino contra ellas en el transporte público o vociferar frases de contenido sexual son situaciones que ahora podrían ser sancionadas con multas de hasta 100 módulos (22 mil pesos).

En la última sesión legislativa ingresó un proyecto del Frente de Todos que impulsa la inclusión de un artículo específico en el Código Municipal de Faltas (Ordenanza Nro. 60/84). Si resulta aprobado luego del tratamiento en comisión de Legislación y Reglamento, el juez de Faltas estará facultado para abrir un expediente y fijar las sanciones.

La propuesta consiste en incorporar el Título VII al código contravencional denominado “Faltas contra la integridad de las mujeres y personas LGTBIQ+”, es decir Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans, Travestis, Intersexuales, Queers y otras identidades no incluidas en las anteriores.

Se fija una tipología de conductas sancionables y una escala de multas de acuerdo a las características de cada una: 

a) Comentarios sexuales y gestos obscenos: 10 a 50 módulos municipales (2.200 a 10.950 pesos).
b) Fotografiar o filmar sin consentimiento: 40 a 60 módulos municipales (8.760 a 13.140).
c) Contacto físico indebido y sin consentimiento: 50 a 80 módulos municipales (10.950 a 17.520).
d) Persecución o arrinconamiento: 60 a 90 módulos (13.140 a 19.710).
e) Masturbación pública o mostrar partes íntimas: 70 a 100 módulos (15.350 a 22.000).

La normativa propuesta por los concejales del Frente de Todos Fernanda Rojo, Flavia Guardia y Alejandro Cid Menna especifica que el acoso callejero es “aquella violencia ejercida contra las mujeres y personas LGTBIQ+, por una o más personas, en lugares públicos o de acceso público, a través de conductas o expresiones verbales y no verbales, con connotación sexual, que afecten o dañen su dignidad, integridad, libertad, libre circulación o permanencia; o generen un ambiente hostil u ofensivos.

Se trata de unas de las primeras modificaciones importantes que podría tener la ordenanza de contravenciones aprobada en 1984, en los albores de la democracia. Hace dos años la concejal Natalia Blasco (Cambiemos) propuso incorporar la figura del “trabajo comunitario” como mecanismo de compensación ante faltas leves, pero el tema sigue durmiendo en comisión, aún sin tratamiento.

Escrito por: Redacción InfoCañuelas