Volver a sección

Información general

Presentan un amparo por el traslado del centro de diálisis

Se solicitó la continuidad del servicio en Cañuelas por 90 días y la apertura de una sala de hemodiálisis en el Hospital Regional.

 Encabezado de la cautelar presentada en Morón.

Un grupo de pacientes que reciben atención renal en el centro de diálisis San Bruno de Cañuelas presentó este una acción de amparo ante el Juzgado Federal de Morón a cargo del Dr. Jorge Rodríguez en reclamo de la continuidad del servicio en Cañuelas.

El recurso fue presentado este martes 12 de marzo ante el juez de la causa Matanza Riachuelo por seis pacientes, con el patrocinio del abogado municipal José Luis Perrotat.

Esta decisión se adoptó luego de una reunión convocada la semana pasada por el concejal Leonel Fangio, presidente de la Comisión de Salud del Concejo Deliberante, a la que concurrieron pacientes damnificados y el intendente Gustavo Arrieta, quien se comprometió a impulsar un reclamo por la vía legal.

El amparo solicita la continuidad de la atención del centro de diálisis en la ciudad de Cañuelas por el término de 90 días y, a su vez, que en el término de 70 días esté instalada una nueva área de Servicio de Hemodiálisis en el Hospital Regional de la Cuenca.

El amparo encomienda “tener en cuenta que los pacientes que reciben diálisis acuden a los centros tres veces por semana, cuatro horas y es el tratamiento sustitutivo de la función renal. Hay personas que, gracias a este tratamiento, tienen garantizada su continuidad de vida, lo cual es sumamente delicado”.

Asimismo, solicita que se ordene a la Provincia de Buenos Aires -ya que el Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires está bajo su órbita- que garantice la prestación de los servicios y tratamientos, con motivo de tener a su cargo la atención primaria de la salud de las personas que carecen de cobertura social. Del mismo modo intima a que “de manera urgente se instale una unidad o centro de Diálisis en el hospital regional de Cañuelas con el equipamiento y recursos humanos necesarios para prestar el servicio, dando observancia a la Ley 22.853, referente a las normas de organización y funcionamiento de la práctica dialítica”.

El Gobierno local entiende que “la urgencia que se requiere en casos de extrema gravedad, referidos a la protección del derecho a la salud, vuelve al amparo como el medio judicial más idóneo. Las Entidades de Salud deben con diligencia y en tiempo oportuno brindar estas prestaciones”.

“Esperamos que este recurso de amparo sea un elemento válido para defender el derecho de nuestros vecinos y logre que podamos sentarnos en una mesa con los titulares de la empresa San Bruno. Perder el centro de diálisis significa un retroceso en la calidad de vida de muchos vecinos de Cañuelas que deben afrontar este tratamiento. Debemos agotar todas las instancias posibles para que dicho servicio se siga prestando” expresó Arrieta a través de un comunicado.

La empresa San Bruno comunicó hace poco más de un mes que el 30 de marzo cerraría la sede de Mitre y Acuña (el único centro de diálisis de Cañuelas); y que a partir de abril los casi 40 pacientes del distrito deberían concurrir al centro de la misma empresa ubicado en Ezeiza. Al conocerse la noticia se iniciaron algunas gestiones del concejal Santiago Mac Goey para lograr el traslado de la maquinaria de hemodiálisis al Hospital Regional, gestiones que no prosperaron.