Volver a sección

| Información general

Por primera vez desde 1984 el Concejo Deliberante actualizó su Reglamento Interno

Incorporó la posibilidad de sesionar en forma virtual y la perspectiva de género. Se eliminó la obligatoriedad de realizar dos asambleas mensuales y el 20 % de reuniones en las localidades.

Incorporó la posibilidad de sesionar en forma virtual y la perspectiva de género. Se eliminó la obligatoriedad de realizar dos asambleas mensuales y el 20 % de reuniones en las localidades.

Por primera vez desde 1984 el Concejo Deliberante actualizó su Reglamento Interno

 Instantes previos a la votación.

El Concejo Deliberante de Cañuelas aprobó una reforma integral de su Reglamento Interno, la primera actualización sustancial desde la sanción de la norma en 1984, en el inicio de la etapa democrática.

“Nuestra idea fue generar un reglamento más actualizado teniendo en cuenta la dinámica social y es esa misma dinámica la que va a demandar futuras actualizaciones”, destacó la concejal Romina Marques Antunes.

En esa línea, una de las modificaciones más celebradas fue la incorporación de la perspectiva de género. El nuevo ordenamiento asimila el uso de términos como “presidenta” o “concejala”; crea la nueva Comisión de Mujeres, Género y Diversidad; y establece el remplazo de la Presidenta por un concejal del mismo género en caso de licencias mayores a seis meses. También habilita el otorgamiento de licencias por maternidad.

Por otra parte, incorpora la virtualidad (sesiones remotas o mixtas) en casos fortuitos o de fuerza mayor; modifica las competencias de algunas comisiones y crea nuevas, como la de Defensa de Usuarios y Consumidores.

En la revisión integral de los más de 200 artículos de la norma, algunos fueron derogados, como uno (resabio de la dictadura) que autorizaba el uso de la fuerza pública para trasladar a un concejal al recinto en caso de sesiones secretas, una modalidad que jamás se aplicó.

Hubo un acuerdo entre las bancandas en casi todos los cambios a excepción de cuatro artículos que fueron debatidos en la sesión y aprobados sólo por mayoría.

La presidenta del Cuerpo, Margarita Trejo, ponderó la labor de la Comisión de Legislación y Reglamento y destacó el rol de los secretarios Roberto Sánchez y Guillermo Proh, quienes desde hace varios años vienen sugiriendo la necesidad de aggiornar la norma que regula el funcionamiento legislativo local.


MODIFICACIONES EN LAS QUE NO HUBO ACUERDO DE BANCADAS

• Sesiones en las localidades (artículo 5). El oficialismo aprobó por mayoría la eliminación de un artículo aprobado durante la Presidencia de Gustavo Arrieta que establecía la obligatoriedad de realizar un 20 por ciento de las sesiones en las localidades de Cañuelas. Si bien las sesiones fuera del recinto siguen vigentes, a partir de ahora es una facultad de la Presidencia definir el cuándo y dónde.

Juntos por el Cambio planteó su discrepancia. “Debemos mostrarnos dispuestos a concurrir a las localidades, más allá de la incomodidad para muchos” deslizó la concejal Natalia Blasco. “De ninguna manera nuestro bloque entiende que estamos yendo a menos, sino a más. Estamos democratizando el Concejo” replicó el presidente de la bancada oficialista, Maximiliano Mazzanti, dando a entender que Trejo podría establecer más de un 20 % de sesiones en las localidades.

“Nuestro concepto es que estas cosas no pueden quedar al arbitrio del Presidente. El Presidente debe ser un integrante más, porque acá somos 18. Y me permito dudar de que estemos yendo a más. Puede ser menos. El año pasado no había pandemia y no se sesionó en ninguna localidad en todo el año, cando estaba la obligación de hacerlo” argumentó Blasco.

Susana Frasseren y Mario Morhain (UCR), dos de los ediles que trabajaron en el reglamento de 1984. Foto gentileza Pablo Garavaglia.

• Frecuencia de las sesiones (artículo 33). También por mayoría se eliminó un artículo que estaba vigente desde 1984 y que establecía la obligatoriedad de realizar dos sesiones mensuales en períodos ordinarios. El nuevo artículo incorporado por el oficialismo deja como facultad de la Comisión de Labor Parlamentaria definir en la apertura de cada año la periodicidad que tendrán las asambleas.

Carlos Álvarez, de Juntos por el Cambio, recordó el caso de varios distritos del gran Buenos Aires donde se sesiona muy pocas veces al año y dijo que la modalidad de Cañuelas, de dos sesiones mensuales, “obliga a tener contacto con el vecino y el ciudadano”. Mazzanti respondió que fijar la cantidad de sesiones de antemano “es una atadura”. “Queremos un Reglamento Interno libre de ataduras porque no sabemos cómo lo vamos a transitar el próximo año. Para eso empoderamos a la comisión parlamentaria”.

• Sesiones remotas o mixtas (artículo 54). A tonos con los tiempos que estamos transitando se incorporó al virtualidad como herramienta de sesión en casos “fortuitos o de fuerza mayor”. Juntos por el Cambio elogió esta innovación pero pidió que la virtualidad también se utilice en otros casos de excepción (por ejemplo para convalidar la licencia de un intendente, un mero trámite que podría resolverse sin la presencialidad), pero esta sugerencia no fue tomada por la mayoría.

• Comisiones de Trabajo (artículo 76). Se incrementaron de 8 a 10 las Comisiones Legislativas. En el nuevo esquema se aprobaron las comisiones de: 1) Legislación, Reglamento e Interpretación; 2) Presupuesto y Hacienda; 3) Obras, Servicios Públicos y Planeamiento Urbano; 4) Salud Pública y Acción Social; 5) Cultura, Educación, Deporte y Turismo; 6) Medio Ambiente; 7) De las Mujeres, Género y Diversidad; 8) Acción Parlamentaria; 9) Derechos Humanos (ad hoc); 10) Defensa del Usuario y Consumidor (ad hoc).

Juntos por el Cambio postuló la necesidad de crear una Comisión de Transporte y Seguridad Vial -teniendo en cuenta las complejidades de esa temática en el distrito, las que se verán agravadas con el arribo de una gran cantidad de camiones al Mercado Agroganadero-; y una Comisión de Seguridad y Derechos Humanos, aunque la propuesta no fue acogida el Frente de Todos.

x