Volver a sección

Información general

Polémica por una antena en el barrio Primero de Mayo

La torre fue clausurada, pero hay operarios que siguen trabajando. Vecinos denuncian que no tiene riendas y que está en medio de una zona densamente poblada.

 Los trabajos siguen a pesar de la clausura.

Vecinos del barrio Primero de Mayo se encuentran movilizados ante la construcción de una antena de telefonía celular en un terreno privado ubicado en calle Primero de Mayo al 350 entre Maipú y Nazca.

Se trata de una torre de repetición de aproximadamente 25 metros construida por GME para la empresa Claro.

Ante la denuncia de los vecinos intervino la Municipalidad de Cañuelas, que procedió a clausurar la obra y elevar el expediente al juez de Faltas Fabián Silveti.

“La obra está clausurada y las actuaciones están en el Juzgado" dijo a InfoCañuelas el subsecretario de Ordenamiento Urbano, Ricardo Da Fonseca.

Sin embargo, los vecinos denuncian que las obras continúan, violando la clausura. Tanto es así que el viernes 9 y sábado 10 se vio personal trabajando sobre la estructura.

“Cada vez que suben, llamamos a la policía y paran las obras. El viernes dijeron que solamente estaban ajustando tornillos. Pero el sábado los vimos subiendo cables y cajas. Todos los días trabajan pero en la parte de abajo y como es en un terreno privado, no se ve desde los alrededores” dijo a InfoCañuelas un vecino de la zona.


Otro vecino señaló que a pesar de la prohibición, este jueves personal ingresó al terreno en horas de la mañana para continuar con los trabajos en la base de la torre.

“Estamos pidiendo que la Municipalidad intervenga en serio, porque la torre no tiene ninguna rienda y además está ubicada en cercanías de una escuela primaria y un jardín de infantes. Estamos muy preocupados por la radiación que esto puede producir”, comentó otro frentista de la zona.

En 2006 se aprobó en Cañuelas la ordenanza Nro. 2225, que prohibía de manera tajante la instalación de antenas en zonas urbanas y complementarias.

En 2008 se aprobó la ordenanza 2395 que derogó la norma anterior y flexibilizó la instalación de estas estructuras.  Los artículos 7 y 13 establecen que las antenas de telefonía móvil, parabólicas y otras similares podrán instalarse de manera “excepcional” en la zona urbana “mediante una autorización del Departamento Ejecutivo, previa presentación de un Estudio de Impacto Ambiental realizado por una Universidad Nacional Estatal”.