Volver a sección

| Información general

Polémica por la venta de un lote de la Sociedad de Fomento Sargento Cabral

Según el presidente, Ricardo Da Fonseca, se vendió en 6,5 millones de pesos. Los socios y vecinos no están enterados.

Según el presidente, Ricardo Da Fonseca, se vendió en 6,5 millones de pesos. Los socios y vecinos no están enterados.

 Polémica por la venta de un lote de la Sociedad de Fomento Sargento Cabral

 Da Fonseca, presidente de la institución.

En los primeros meses de 2020 la comisión directiva de la Sociedad de Fomento Sargento Cabral que preside Ricardo Da Fonseca vendió un lote que formaba parte de la institución, por un monto declarado de 6,5 millones de pesos.

Lo llamativo del caso es que los socios y vecinos se enteraron hace unos días, cuando comenzaron a ver movimiento de albañiles en el terreno enajenado. De acuerdo a los datos que pudo reconstruir InfoCañuelas, un pequeño grupo de la comisión directiva encabezado por Da Fonseca decidió vender la parcela sin darle intervención a los asociados. 

Ante un llamado de InfoCañuelas, el presidente de la entidad fomentista y subsecretario de Ordenamiento Urbano de la Municipalidad, admitió la operación.

“Se vendió un lote que está sobre Sargento Cabral al vecino Lilo Ilarragorri por 6.5 millones de pesos en una operación con todas las de la ley, en la que intervino la escribanía de Guadalupe Morales. Esa venta fue autorizada por la comisión y los socios en una reunión que se hizo en febrero. Es un lote de aproximadamente 10 x 30, no recuerdo bien la medidas”.

Cuando este portal le preguntó el número de socios y si los mismos habían sido públicamente convocados a opinar sobre la iniciativa, respondió que son 600. “Sinceramente no recuerdo si se publicó un edicto; lo que sí recuerdo es que la escribana nos pidió que la comisión directiva autorizara la venta en su plenitud, se hizo acta, se hizo tasación y todo lo que corresponde”.

Sobre el destino del dinero obtenido, el fomentista y funcionario municipal explicó: “Todo el dinero que fuimos recibiendo en cuotas se invirtió en la obra, a cargo de Granato. Esta venta se hizo para poder reparar la sede vieja, porque se nos cayó el techo. Se hizo todo nuevo, hasta la cocina. Ahora va a quedar una sede hermosa. Era hacer esa venta o dejar que la sede se siguiera destruyendo”.

El terreno 8A canjeado hace una década por un tinglado; y el 7A vendido el año pasado.

Con un hilo de voz a causa del Covid-19 que lo mantiene aislado desde hace una semana, Da Fonseca subrayó que “toda la comisión directiva lo avaló, con participación de socios. No sé de qué se sorprenden. La institución, por estatuto, tiene la facultad de vender parte de su patrimonio si así lo resuelve una asamblea. Además, hay que tener en cuenta que a diferencia de otras instituciones, como el Club Cañuelas, nosotros no tenemos ningún subsidio” disparó.

InfoCañuelas también se contactó con la actual tesorera de la Sociedad de Fomento, Brenda Arévalo, y con su hermana Magalí Arévalo (secretaria). La tesorera no pudo atender el teléfono porque se encuentra de vacaciones pero la secretaria brindó unos pocos detalles de la operación. Dijo que no recordaba cuándo había sido la asamblea. Sí aseguró que la venta se decidió en una reunión en la que estaban presentes unos pocos miembros de la CD. “Fue una reunión chica, éramos unas 6 personas, pero como mucho no entiendo, deberían hablar con Ricardo”.

Cinco vecinos, socios históricos y ex miembros de la Comisión Directiva que fueron contactados por este medio para saber si conocían lo ocurrido, reaccionaron con incredulidad. “Es imposible, es una barbaridad, no pueden vender nada sin la autorización de una asamblea. Esa institución es de la comunidad, de todo el barrio, y su existencia se debe al trabajo de varias familias como los Riedel y los Coronel que durante décadas aportaron plata y trabajo para sostenerla”, dijo, indignado, uno de los consultados.

LOS DETALLES DE LA OPERACIÓN

La parcela vendida sería la 7A. Según los datos obrantes en Catastro, mide 10 metros de frente por 30,7 de fondo. Es lo que formaba el único espacio no edificado de la entidad. 

En el lote vendido ya se observa la construcción de columnas para una losa.

Tres agentes inmobiliarios consultados por InfoCañuelas dijeron que en esa zona los lotes de esa medida cuestan hoy entre 70 y 80 mil dólares, casi el doble de lo recibido por la Sociedad de Fomento.

“En esa zona se puede construir planta baja y dos pisos. Es imposible que un lote se venda en 6.5 millones de pesos. A lo sumo ese podría ser el monto que hicieron figurar en la escritura, pero en la realidad nunca puede valer eso” consideró un experimentado martillero.

Hace una década se produjo otra operación polémica que a diferencia de la que ahora nos ocupa, fue avalada en una reunión de más de 20 miembros y asociados. En esa oportunidad la parcela 8A, de 10 x 40,7 m, se entregó a una persona, dueño de una constructora, a cambio del nuevo tinglado de la sede social. El trueque parece no estar concluido. “Ahora estamos negociando a ver si podemos cerrar ese tema, no hay conflicto serio pero hay que sentarse a conversar y ver qué se le debe o no se le debe a esta persona”, dijo Da Fonseca.

La forma en que se manejó aquella operación y algunos conflictos posteriores desencadenron el éxodo de varios integrantes históricos de la comisión directiva que se toparon con la intransigencia de Da Fonseca cuando comenzó a tomar vuelo dentro de la entidad. “Un día varios le dijimos que si quería quedarse con la presidencia, que se quedara. Seguir ahí adentro era hacerse mala sangre y remar contra la corriente. En los papeles varios de los que se fueron siguen siendo parte de la comisión porque las nuevas autoridades nunca se constituyeron como corresponde”, graficó.

La Sociedad de Fomento Sargento Cabral se fundó el 14 de junio de 1956 en un predio que en sus orígenes estaba conformado por seis lotes con una superficie total de 40,7 x 40 metros, casi un cuarto de manzana. En apenas una década perdió casi la mitad del predio.

x