Volver a sección

Información general

Piden regulación para las sedes del Mercado Central

Un diputado reclamó la intervención del Estado ante nuevas aperturas de sucursales en el interior bonaerense, aunque también consideró razonable el conflicto con el comercio tradicional y ponderó los beneficios para los sectores más humildes.

 Alberto Samid, el promotor del Mercado Central en Cañuelas

El intento de crear una sede en La Plata y la posterior apertura de una sucursal en Cañuelas fueron los primeros pasos para la difusión de los mercados populares en el interior de la Provincia de Buenos Aires.

Frente a la posible creación de nuevas mega ferias de alimentos en Bragado, Alberti y Lincoln, el diputado del Frente Amplio Progresista (FAP), Abel Buil, le solicitó al Ejecutivo bonaerense que regule la puesta en marcha de estos establecimientos debido a las consecuencias que puede traer para el comercio local establecido.

Buil reclamó una “adecuada planificación” de las condiciones edilicias y sanitarias de acuerdo a las normas y pidió que “ejerzan el comercio de manera coherente con la legislación provincial o que se adecuen las normas para el funcionamiento de las mismas”.

Según explicó el legislador, la apertura de sucursales traen aparejados beneficios indiscutibles para quienes pueden acceder a la compra de algunos productos que en general tienen costos muy reducidos en comparación con los que se expenden en otros comercios, pero también genera no pocos problemas en dichas localidades y en las zonas de influencia. 

“De todas maneras, si dicha operativa obedece a poner al alcance de la mano de los más necesitados el alimento diario o los bienes más imprescindibles, sería prudente aceptar el grado de conflictividad con los comerciantes del lugar”, afirmó.

INFOCAÑUELAS