Volver a sección

Información general

Piden que se reabra una causa contra Felipe Nori por mala praxis

En un duro escrito presentado ante la Fiscalía General, los familiares de una mujer fallecida cuestionaron el archivo del expediente contra el falso médico y reclamaron varias medidas de prueba, entre ellas un allanamiento del Hospital Marzetti.

 Felipe Nori. Archivo.

Los familiares de Margarita Serrano -fallecida sobre una ambulancia durante un traslado que realizaba el falso médico brasileño Felipe Nori Haggi Lacerda- presentaron un durísimo escrito ante la Fiscalía General de La Plata solicitando que se reabra la causa Nro.06-03-2838-18 por mala praxis archivada hace pocos días por la Fiscalía 1 de Cañuelas.

Jorge Guzmán y Claudio Calabressi -los abogados de María Marcelina Avellaneda, hija de la víctima- presentaron un petitorio con los siguientes puntos:

a) Revisión del auto que dispone el archivo de la I.P.P. 2838-18;

b) Que se continúe la investigación designándose a otro fiscal a cargo la misma;

c) Se ordene una nueva autopsia sobre el cuerpo de Margarita Serrano;

d) Se impute a las autoridades del Hospital Municipal Ángel Marzetti por el delito de desobediencia;

e) Se ordene el allanamiento del Hospital Municipal Ángel Marzetti a fin que se proceda al secuestro de Historia Clínica de Margarita Serrano, los registros de guardias, los registros del personal que efectuaron el traslado en ambulancia desde el domicilio de la fallecida hasta el Hospital, todo ello relacionado al día del hecho, dos semanas anteriores y dos posteriores;

f) Se ordene la producción con carácter urgente de todas las pruebas pendientes enunciadas en el presente.

Con fecha 27 de noviembre el titular de la UFIJ 1, Lisandro Damonte, resolvió archivar la causa iniciada tres meses antes por su antecesor, Roberto Javier Berlingieri, ante la imposibilidad de realizar una exhumación y posterior autopsia por el tiempo transcurrido desde el fallecimiento, según la opinión técnica de la Morgue Policial de La Plata citada en la resolución.

Guzmán y Calabressi criticaron que se haya requerido una sola opinión, sin agotar los recursos investigativos y solicitar otras opiniones idóneas. 

Además, pusieron en relieve que los directivos del Hospital Marzetti nunca hicieron entrega de la historia clínica de Margarita Serrano; y que la Fiscalía tampoco adoptó medidas contra las autoridades por no cumplir con ese requerimiento judicial básico.

“Resulta altamente sospechoso el accionar del Sr. Fiscal de grado, quien teniendo pleno conocimiento de la complicidad y connivencia existente entre el imputado de autos y las autoridades del Hospital Municipal Ángel Marzetti (a las cuales también debería haber investigado), en vez de proceder con celeridad al allanamiento del nosocomio, a fin de secuestrar la Historia Clínica de Margarita Serrano, los registros de guardias, los registros del personal que efectuaron el traslado en ambulancia desde el domicilio de la fallecida hasta el Hospital, NO, el Sr. Fiscal de grado, extrañamente lo solicitó mediante oficios, los cuales nunca fueron agregados a la causa –por lo tanto esta parte no tuvo acceso- y que por supuesto, como era de esperar, jamás fueron respondidos ni cumplimentados” expresaron los letrados en el escrito de 12 páginas que más abajo se reproduce en forma completa.

“¿Por qué el ciudadano de Cañuelas tiene que seguir muriéndose en manos de falsos médicos del Hospital Municipal y la justicia penal no investiga?” se preguntaron los abogados. Tras cuestionar la “orfandad probatoria” de la causa Guzmán y Calabressi equipararon este caso con la falta de compromiso y rigor demostrada por la fiscal María Isabel Sánchez en la causa de Lucía Pérez.