Volver a sección

Información general

Peligra la continuidad del equipo de Medio Ambiente

El gobierno nacional suspendió el envío de fondos para los sueldos de 11 técnicos que integraban el área municipal. El intendente aseguró que los recursos volverán. El viernes fue clausurada la planta de Máximo Gras.

Un grupo de once técnicos y profesionales que integraban la Subsecretaría de Política Ambiental del municipio de Cañuelas tuvieron que dejar el área tras la suspensión del envío de fondos por parte de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación. Pero el intendente Gustavo Arrieta aseguró que el organismo volverá a girar recursos para reincorporar a algunos de los cesanteados.

"Tenemos la seguridad de que los recursos van a volver; lo que no sabemos es si habrá fondos para recontratar a todos los que estaban en el área", indicó Arrieta ante una consulta de InfoCañuelas.

Durante la gestión de Romina Picolotti el municipio recibió una partida de un millón de pesos para adquisición de equipamientos y contratación de personal en el marco de la campaña para el saneamiento de la Cuenca Matanza Riachuelo dirigida por ACUMAR.

A pesar de la importancia que reviste el distrito de Cañuelas por estar ubicado en la naciente de la Cuenca (además, existe la idea de que Cañuelas sea la sede oficial del ACUMAR en el interior) el financiamiento se cortó la semana pasada, lo que derivó en una suspensión de los contratos de Cecilia Cassera, María Cladera, Belén Michel, Luciana Goldfain, Florencia Pelereteguy, Marcelo Taboada, Juan Carlos Marchetti, Mónica Baquear, Lucía Báez, Leonardo Machado y Ana Vidal de Lamas.

El temor de las entidades medioambientales de Cañuelas es que este recorte genere una reducción de los controles sobre las industrias más contaminantes del distrito.

OTRA VEZ CLAUSURAN MAXIMO GRAS

El viernes fue clausurada por quinta vez la empresa Máximo Gras (ex Epson), empresa localizada en calle Suiza 575 y dedicada al procesamiento de grasas animales.

La empresa ya había sido cerrada en viarias oportunidades durante 2009 y tras la violación de las fajas de clausura, el Ejecutivo inició una causa penal, que aún no ha sido concluida.

"Nosotros no queremos que se vaya ninguna industria, pero si Máximo Gras sigue funcionando de manera irregular, tendrá que irse. Estamos esperando lo que se resuelva en la causa penal", indicó el intendente Arrieta.

INFOCAÑUELAS