Volver a sección

Información general

Obras irregulares: ¿cómo siguen los expedientes?

El juez de Faltas Fabián Silveti debe resolver la situación de tres edificaciones que permanecen clausuradas por violación del Código Urbanístico.

 25 de Mayo y Uruguay, obra de propietarios chinos.

En los próximos días el juez de Faltas Fabián Silveti podría estar en condiciones de fallar en las causas contravencionales que se siguen contra tres obras edilicias que permanecen clausuradas por diferentes violaciones del Código de Zonificación del Partido de Cañuelas (ordenanza 997 de 1994).

CASO SCHÖNBORN

Se trata de un edificio que se levanta en calle 25 de Mayo entre Brandsen y Moreno, a nombre de Salomé Schönborn. La estructura, de planta baja y cuatro pisos, está situado en una zona donde sólo se permiten dos. Además, ocupa casi el 100 por ciento del lote cuando la normativa fija un máximo de ocupación del 60 %. 

La obra fue clausurada el 20 de enero, durante las vacaciones del juez de Faltas, y desde su vuelta al Juzgado, a principios de febrero, el expediente no registró movimientos.

El 12 de febrero los funcionarios municipales Osvaldo Díaz, Roberto Fernández Meire y José Luis Perrotat concurrieron a una reunión informativa citada por los concejales de la oposición. Allí Meire -mano derecha de Gustavo Arrieta- instó al juez de Faltas a aplicar la ley y ordenar la demolición de los metros y pisos excedentes.

25 DE MAYO Y URUGUAY

Es una losa de locales + departamentos, propiedad de inversores chinos, también clausurada el 20 de enero. En este caso la infracción consiste en una ocupación del 100 por ciento de la parcela, sin reserva de pulmón de manzana. 

En los últimos días la clausura fue levantada provisoriamente al solo efecto de construir la vereda para facilitar el tránsito peatonal, pero el resto de la obra permanece clausurada.

CASO ZANELLINI

A principios de febrero el juez de Faltas clausuró una obra ubicada en San Martín al 900, entre Independencia y San Vicente, donde se construyen seis departamentos de una planta que cubren casi la totalidad de la superficie del lote, sin reserva de espacio para el pulmón de manzana. No hay cartel que indique el propietario ni el responsable técnico, aunque el inmueble sería de la sucesión Zanellini.

Esta obra también permanece clausurada, aunque en los últimos días Mariano Scrochi, el abogado de la sucesión, habría concurrido al Juzgado con una propuesta de adecuación a la normativa.

INFOCAÑUELAS