Volver a sección

| Información general

Nuevas causas. Felipe Nori se presentó en la UFI 1 pero se negó a declarar

Está acusado por su intervención en el traslado de Margarita Serrano (fallecida) y en la atención de Marcelo Blanco (afectado por una cardiopatía).

Está acusado por su intervención en el traslado de Margarita Serrano (fallecida) y en la atención de Marcelo Blanco (afectado por una cardiopatía).

Nuevas causas. Felipe Nori se presentó en la UFI 1 pero se negó a declarar

 Nori sale a las 12 de la UFI 1. Foto: Florencia Arsuaga.

El brasileño Felipe Nori Haggi Lacerda se presentó esta mañana en la Fiscalía 1 de Cañuelas pero se negó a declarar en el marco de las dos nuevas causas en las que se encuentra procesado.

En uno de los expedientes está acusado del delito de Abandono de persona seguido de muerte, que prevé de 5 a 15 años de prisión. María Avellaneda denunció que el 21 de agosto de 2017, mientras trabajaba como médico de guardia sin estar recibido y utilizando la identidad de Joao Peixoto Dos Santos Neto, Nori trasladó a su madre, Margarita Serrano, desde Alejandro Petión a Cañuelas. La mujer murió de un paro cardíaco durante el traslado sin haber recibido maniobras de reanimación cardiopulmonar.

En el segundo expediente Nori está acusado del delito de Abandono de persona en grado de tentativa, que prevé de 2 a 6 años de cárcel. En este caso la demanda fue iniciada por Marcelo Blanco, quien fue asistido por Nori en la guardia del Hospital Marzetti el 18 de febrero de 2018 a causa de un fuerte dolor en el pecho. Si bien el falso médico le indicó un electrocardiograma, al recibir el estudio de diagnóstico no se habría dado cuenta de que Blanco estaba cursando un infarto. Posteriormente se dirigió por sus medios a Lobos, donde quedó internado. Blanco demandó a Nori, al Hospital Marzetti y a la Municipalidad de Cañuelas por las secuelas que le dejó la atención tardía.

Si se tratara de un profesional de la medicina diplomado cabría la figura de la mala praxis, pero en este caso el fiscal Lisandro Damonte se vio obligado a circunscribir los hechos a artículos alternativos de Código Penal debido a que Nori no era médico cuando sucedieron los hechos denunciados. De acuerdo a la mirada del fiscal, Nori puso en peligro la salud de los pacientes al no contar con la formación requerida para asistirlos en la emergencia, colocando a Serrano y Blanco en una “situación de desamparo” y demorando el acceso a una atención rigurosa.

Nori se presentó este martes puntualmente a las 11 acompañado por su esposo, Leandro Acevedo, y por su nuevo abogado, Patricio Ameruso (en la causa anterior había sido asistido por Violeta Muratorio, del estudio Pierri). Al cabo de una hora y luego de repasar las últimas fojas del expediente, se retiró de la sede fiscal sin declarar.

“Lo que se le está reprochando a Felipe Nori no está claro. Nosotros entendemos que no hay delito y que no corresponden las figuras que se pretenden aplicar”, dijo Ameruso a InfoCañuelas. Luego adelantó que en los próximos días hará una serie de presentaciones en la Fiscalía.

Una fuente judicial señaló que la negativa de Nori a declarar no modifica el desarrollo de las causas y que ya estarían dadas las condiciones para elevarlas a juicio.


Nori en la recepción de la UFI 1. Foto: Florencia Arsuaga.

Las próximas medidas que se adopten deberán ser firmadas por la fiscal Norma Pippo o algún otro fiscal subrogante ya que el titular de la UFI 1, Lisandro Damonte, dejará su cargo el 30 de abril luego de haber presentado la renuncia.

El 22 de diciembre de este año vence la condena de tres años de prisión en suspenso que Nori recibió en 2019 por haber ejercido la medicina en el Hospital Marzetti de Cañuelas sin estar recibido y con identidad falsa. La condena no le impidió seguir estudiando y completar la carrera. Se recibió en noviembre de 2021 y en la actualidad se encuentra trabajando en un hospital del Gran Buenos Aires.


Felipe Nori se retira de la UFI 1. Foto: Florencia Arsuaga.