Volver a sección

Información general

Masivo tractorazo en el centro de Cañuelas

Doscientos vehículos, entre tractores, camionetas, autos y maquinarias realizaron una movilización nunca vista en Cañuelas. Le entregaron un petitorio al intendente, quien se comprometió elevarlo esta semana al gobernador. Sin embargo, la reunión con Scioli está en dudas.

Los bocinazos y las banderas argentinas inundaron el centro de Cañuelas en el primer "tractorazo" organizado por los productores del distrito en contra de la política agropecuaria del gobierno Nacional.

La extensa caravana de autos, camiones, camionetas, tractores, cisternas y máquinas agrícolas se extendió por más de quince cuadras, cubriendo la Avenida Libertad en casi toda su extensión.

Mucho vecinos observaron el paso de la caravana desde la vereda, saludando y aprobando la iniciativa de los productores.  "Estoy emocionado, veo esta respuesta de la gente y se me caen las lágrimas", sostuvo Alejandro Puricelli, encabezando la marcha con su camioneta.

Luego de girar en la estación, la caravana volvió por calle Rivadavia y se concentró en torno a la plaza San Martín.

La comisión integrada por de "Mengue" Iturrioz, Alejandro Puricelli, Carola Raspo y "Puchi" Fratti fue la encargada de entregarle al petitorio al intendente Gustavo Arrieta, quien lo recibió en su despacho acompañado por la jefa de Gabinete, el secretario de Gobierno y varios concejales.

En uno de los párrafos del documento se responsabiliza al intendente por la situación que vive el sector. "Debido a la posición que ha tomado, creemos que usted podría ser uno de los responsables de la crisis".

Luego de leerlo y de marcar su disconformidad con este fragmento, el intendente le entregó otro documento a los productores en el que afirma que no tiene "entidad ni posición política suficiente" para actuar como interlocutor con el gobierno nacional.  Puricelli y sus colegas se negaron a recibirlo porque estaba dirigido a la Sociedad Rural y no al grupo de productores autoconvocados.

En el marco del encuentro que se extendió por veinte minutos Arrieta se manifestó de acuerdo con coparticipar el excedente de las retenciones, esto es, que una parte de las retenciones vuelva a los distritos de origen. Así se comprometió a plantearlo durante el encuentro que los intendentes kirchneristas mantendrán esta semana con el gobernador (aunque todo parece que indicar que finalmente los recibirá el jefe de Gabinete).

Aclaró que gobernaba para todos los sectores de Cañuelas y no solamente para el campo. Iturrioz le contestó que si las retenciones volvieran al distrito la ciudad podría tener un excelente hospital, caminos transitables y escuelas de excelencia. Sus palabras provocaron los primeros aplausos de los productores que aguardaban en la plaza y que seguían la reunión en vivo a través de la radio.

Como cierre, Arrieta pidió que las manifestaciones se sigan dando en un marco "de respeto mutuo" y que la gente "no compre conflictos importados". Puricelli, por su parte, le recordó que el Ejecutivo de Cañuelas seguramente pagará "un costo político" por apoyar al sector agropecuario de Cañuelas ante el gobierno nacional. "Pero si vos nos necesitás ahí vamos a estar para acompañarte", dijo el ruralista.

La jornada culminó con una asamblea en la plaza San Martín. Uno de los productores presentes tomó el micrófono y dijo que las expresiones de Arrieta eran sólo "buenas intenciones" y que no las creería hasta verlas plasmadas "en hechos concretos".

Sorpresivamente el intendente bajó de su despacho y se mezcló entre los productores que participaban en la reunión, actitud que generó algunos aplausos de parte de los manifestantes.

Habrá que ver si Arrieta podrá sustentar en hechos el acompañamiento que le prometió a los productores y que por ahora es sólo discursivo.

La protesta del campo continuará mañana con una presencia en la ruta, repartiendo volantes. No se descartan cacerolazos y otras manifestaciones en el transcurso de la semana.

INFOCAÑUELAS