Volver a sección

Información general

Más de treinta animales murieron envenenados

Ocurrió en un campo del barrio Belgrano sembrado con soja, propiedad de la empresa francesa SAF.

Una gran cantidad de patos, cabritos y ovejas murieron en un campo del barrio Belgrano luego de ingerir maíz envenenado que se había colocado en los contornos del predio para evitar que estos animales pudieran dañar un cultivo de soja.

Tras una denuncia presentada por los vecinos, intervino la Subsecretaría municipal de Medio Ambiente, la Policía Ecológica y la OPDS provincial.

También fueron convocados los bomberos voluntarios de Cañuelas y Lobos para recoger el maíz envenenado.

”Hasta el momento desconocemos el producto que usaron para impregnar las semillas, aunque por las características de las muertes repentinas de los animales se podría tratar de algún derivado del cianuro”, informó el subsecretario de Medio Ambiente, José Luis Forquera.

El campo, perteneciente a la empresa de levaduras SAF, fue alquilado a un particular para cultivar soja.

El número de animales fallecidos asciende a 32, mientras que otros veinte cabritos y algunas vacas fueron salvados cortándoles las orejas para que sangraran y eliminaran el tóxico.

Interviene en el caso el Juzgado de Faltas de la Municipalidad de Cañuelas, mientras que Medio Ambiente ordenó a SAF, como propietaria del predio, incinerar los animales y semillas contaminadas en un centro de disposición final para evitar la contaminación del suelo.

INFOCAÑUELAS