Volver a sección

| Información general

Los cajeros de Máximo Paz: horas de espera y sin dinero

Fueron cargados por última vez el sábado al mediodía. El domingo se quedaron sin fondos y fuera de servicio. ¿Por qué no se gestiona un cajero móvil?

Fueron cargados por última vez el sábado al mediodía. El domingo se quedaron sin fondos y fuera de servicio. ¿Por qué no se gestiona un cajero móvil?

Los cajeros de Máximo Paz: horas de espera y sin dinero

 Cuadras de colas en Av. Pereda.

La comunidad de Máximo Paz sufre de manera dramática la cuarentena fijada por el gobierno Nacional: ante la imposibilidad de viajar deben recurrir a los únicos dos cajeros de la localidad, que durante gran parte del tiempo están fuera de servicio o sin plata.

Un cartel advierte en la puerta: “Sin dinero”. Sin embargo, la gente permanece estoicamente en largas colas durante horas esperando el “milagro”: que venga el camión de caudales de Macro para hacer la recarga.

“La última vez que lo recargaron fue el sábado al mediodía. El domingo ya no tenía dinero. Hoy, lunes, la cola es muy extensa, va por todo el frente de Pereda y pega la vuelta”, describió un vecino a InfoCañuelas. En medio de la cola se destacó la triste imagen de dos mujeres que desde las cinco de la mañana esperan sentadas en el suelo y con ponchos para protegerse del frío.

Voluntarios de Defensa Civil colaboran para mantener la distancia entre los sufridos vecinos.  “Ayer directamente no funcionaron; hoy tampoco. Ahora tenemos casi tres cuadras de cola, esperando que vengan a reparar y cargar plata. Supuestamente iban a venir a la mañana, pero no vinieron”, dijo otro vecino a InfoCañuelas.

“El problema es que la gente no puede ir a Cañuelas porque no los dejan y entonces se queda acá durante horas porque ni la comida del gobierno le llega. Nosotros estamos controlando para evitar el coronavirus, pero todo esto no ayuda. En vez de evitar los problemas, estamos agravando la situación”, agregó.

Largas colas a la espera del milagro.

Máximo Paz tiene un problema adicional: no cuenta con un delegado de peso que se ponga este problema al hombro y reclame con énfasis ante las autoridades centrales, municipales o bancarias. Tras la salida de Julio Stur, en la gestión anterior, fue designado Jorge Belén, quien terminó renunciando. Hace unos días asumió Raúl Salvatierra.

Si no hay una solución urgente a la problemática del cajero, tal vez el coordinador de delegaciones, Bruno Carrozzi, debería intervenir y gestionar un cajero móvil para aliviar y cubrir la demanda de dinero durante la cuarentena. El mismo cajero que nunca faltó en la Fiesta de la Cerveza.

InfoCañuelas intentó obtener la opinión de Marta Ferraro, la funcionaria municipal de mayor rango que reside en Máximo Paz (es la subsecretaria de Hábitat). “Hablalo con prensa”, fue su escueta respuesta.

Entre tantas malas noticias hay algo bueno: la sala de primeros auxilios está atendiendo y funcionando con eficiencia. Quienes concurren a vacunarse realizan el trámite en menos de 10 minutos. Un aplauso para el personal de salud en medio de tanta desidia.

x