Volver a sección

Información general

Los bomberos tomaron el cuartel

A las 23.05 el cuerpo activo tomó el control de las instalaciones. Piden la renuncia de los jefes y de la Comisión Directiva. Hay serias denuncias por falta de mantenimiento de las unidades y dudas con el manejo económico. Garantizaron la prestación del servicio.

1 / 14

1 / 14

Medio centenar de bomberos voluntarios de Cañuelas decidieron tomar las instalaciones del cuartel de San Martín y Mitre en el marco de un conflicto suscitado por falta de mantenimiento en las unidades, falta de elementos de seguridad e indumentaria.

Para levantar la medida exigen la renuncia del jefe, Carlos Silva; del segundo jefe Abel Espíndola; y de la comisión directiva a pleno.



El malestar se desató el viernes de la semana pasada cuando regresando de un procedimiento, uno de los vehículos impactó contra un poste al fallar los frenos.

La toma de los autoconvocados se concretó este miércoles a las 23.05, cuando un grupo de voluntarios ingresó a la guardia y les pidió a Silva y al cuartelero Oscar Rodríguez que se retiraran del lugar.

Luego de una breve discusión, Silva cerró la oficina de la Comandancia y se fue con la advertencia de que realizaría una denuncia por desacato ante las máximas autoridades provinciales.

Horas antes, a puertas cerradas, se había reunido la Comisión Directiva, presidida por Horacio Del Valle. Al final del encuentro aceptaron dialogar con los oficiales bomberiles, pero los voluntarios exigieron que la reunión se llevara a cabo con todos los compañeros presentes.

Finalmente, Del Valle y la CD se retiraron en silencio llevándose varias cajas con documentación.

A las 23.30, ya con el cuartel en sus manos, los bomberos ofrecieron una conferencia de prensa en la que detallaron los motivos de la toma.

Leonardo Mazzochi, Guillermo Fernando y José Peralta explicaron que la mayoría de las unidades carecen de VTV, mantenimiento mecánico y elementos esenciales de seguridad, como matafuegos.

Gran parte de la indumentaria, especialmente los trajes y las botas, se encuentra seriamente deteriorada por  veinte años de uso continuo.

El manejo económico de la institución es otro tema de controversias. Los bomberos no coinciden con el criterio de la comisión directiva para invertir los fondos. Por ejemplo, hace dos años se adquirió una unidad con escalera que jamás fue utilizada, mientras faltan elementos indispensables para el desempeño diario.

Además, exigen una mayor transparencia en el manejo de los recursos. Nadie sabe, a ciencia cierta, cuándo dinero ingresa a la institución por el alquiler de la Agencia Hípica o el alquiler de la antena a las empresas Claro, Telmex y Lo Jack.

Mazzochi, Fernando y Peralta llevaron tranquilidad a la población al destacar que la asistencia está garantizada en caso de cualquier siniestro.

INFOCAÑUELAS

Galería multimedia

La noticia en imágenes y videos