Volver a sección

| Información general

La réplica de Marta Ferraro: “Tendrán que aprender a respetarnos”

La dirigente de la agrupación De Frente se refirió al audio en el que una dirigente de Proyecto Nacional desnuda el funcionamiento irregular de una cooperativa.

La dirigente de la agrupación De Frente se refirió al audio en el que una dirigente de Proyecto Nacional desnuda el funcionamiento irregular de una cooperativa.

La réplica de Marta Ferraro: “Tendrán que aprender a respetarnos”

 Marta Ferraro. Foto: Facebook.

“El 5 ó 6 de diciembre tienen que ir al Banco Nación, retiran la tarjeta y me la tienen que dar a mí o a Guido (Peralta). Yo me voy a encargar el 5 de cada mes de sacar la plata correspondiente de cada uno y separar los 300 pesos que le corresponden a la señora de Máximo Paz y el pequeño porcentaje nuestro” se escucha en un audio viralizado hace unos días.

Si bien en el audio no se indica quién es la “señora de Máximo Paz” que recibe 300 pesos por cabeza, los indicios apuntan a Marta Ferraro, la funcionaria municipal (subsecretaria de Hábitat) que además lidera la agrupación De Frente de Máximo Paz, ligada a Juan Grabois.

InfoCañuelas intentó conocer la opinión de Ferraro, pero nunca atendió el teléfono. Después de la publicación reaccionó con malestar y envió una réplica que se reproduce textualmente más abajo.

Allí se dedica a poner en duda la calidad periodística de este medio; se enoja por el contenido de un comunicado del Movimiento Evita que habló de “prácticas de corrupción” pero no cuestiona a los autores del comunicado sino a este medio por reproducirlo; no termina de aclarar de manera enfática si tiene o no alguna vinculación con Proyecto Nacional; y por último sostiene que este medio falta a la verdad respecto al número de cooperativistas que tiene su agrupación pero tampoco informa cuántos son.

EL TEXTO COMPLETO

Dada la nota publicada en el medio Infocañuelas, el pasado 6 de noviembre de 2020, y titulada “Desarrollo Social analiza el escandaloso audio de Cañuelas sobre cooperativas” decidí solicitar un derecho a réplica. Mi pedido se expresa por la forma injusta y malintencionada en que se expone a nuestra organización y, particularmente, a mi persona, expresando públicamente un obrar corrupto de nuestra parte. 

El medio Infocañuelas incurre en un sinfín de errores sobre el trabajo de las organizaciones sociales con distintos programas de Gobierno que, evidentemente, no conocen. Pero no es el desconocimiento ni la poca “voluntad periodística” para investigar lo que me preocupa, sino la desfachatez con la que un medio de comunicación se pronuncia, sin pruebas ni certezas, al hablar de una persona. 

¿El medio Infocañuelas puede probar que yo retengo dinero indebidamente de algún programa del estado? ¿Puede probar que la supuesta “Señora de Cañuelas” a la que se refieren en un audio de una organización a la que no pertenezco soy yo? 

El fin de la nota publicada por Infocañuelas no es informar, sino sembrar odio contra las organizaciones sociales, su tarea y mi persona. ¿Con que derecho? ¿Por qué lo hacen? ¿Qué intereses esconden?

Infocañuelas aprovecha un incidente, que ni siquiera tiene que ver con la organización a la que pertenezco, para tratarme de corrupta y para sembrar un manto de sospechas sobre el trabajo de las organizaciones sociales, poniendo en juego mi nombre e incluso mi trabajo. La nota en cuestión no merece ni llamarse trabajo periodístico, se parece mas bien a una operación de descrédito con el objetivo de desprestigiar nuestro trabajo y poner en riesgo mi cargo público. 

En este espacio de réplica informaremos cuáles son las verdaderas tareas que desarrollamos cotidianamente e invitamos a los periodistas de Infocañuelas a conversar con nuestras compañeras y compañeros sobre nuestro trabajo.

La organización, de la que formo parte hace diez años, construye y contiene en relación a problemáticas de las que el Estado nunca se hizo cargo en Máximo Paz. Desde la Casa de la Mujer (único refugio de mujeres en situación de vulnerabilidad de nuestra ciudad) prestamos atención psicológica a más de 400 familias y generamos un refuerzo alimenticio a más de 1500 mensualmente. Ofrecemos, además, una atención social a mas de 4000 personas aportando medicamentos y ayuda ortopédica. Nuestra organización, en la ciudad, hoy cuenta con 18 merenderos y comedores; y una organización barrial con tres “Casas de la CTEP” donde se nuclean trabajadores y trabajadoras de la economía popular. Hemos construido una biblioteca en la Capilla y articulamos convenios con la organización Médicos del Mundo brindando atención directa de salud en los barrios. Ejecutamos programas de zoonosis para controlar indirectamente las afecciones de salud que sufren los sectores más vulnerados de nuestra ciudad. En los últimos años, logramos contener a más de 600 familias con ayudas edilicias.

Desde que logré ocupar un espacio institucional en la vida pública de nuestro pueblo represento orgullosamente a mi sector: los más desprotegidos y excluidos de nuestro pueblo. Desde mi cargo de funcionaria pública logramos armar el registro de cartoneros del Ecopunto, logramos gestionar fondos para construir el nuevo puente de Combate de los Pozos (obra solicitada a la SISU para el barrio El Ombú), logramos conseguir obras de vereda y arbolado e instalaciones de mejoras intradomiciliarias. Apoyamos y fortalecemos las mesas asociativas del INAES y solicitamos la reglamentación del Consejo de Hábitat y el Banco de Tierras. Nuestra organización también acompaña a las madres que crían a sus hijos e hijas solas (porque los padres no pagan la cuota alimentaria) porque defendemos derechos.

A quienes están a cargo del medio Infocañuelas, les informo que no tengo allegados, tengo compañeros y compañeras; y el número en que ustedes los estiman es muy erróneo, somos muchos más. A ustedes les preocupa el árbol porque son incapaces de ver el bosque, porque incluso ignoran que el Estado audita a nuestras organizaciones.

Nuestra organización entiende que, dentro de la ética y las funciones de un buen periodista, la de investigacion debería ocupar un lugar central; por eso los y las invitamos a visitar cada uno de los lugares que hemos construido y conocer a las familias a las que hemos llegado y que hoy integran nuestra organización. A los y las responsables de InfoCañuelas les decimos que no tenemos satélites, porque penosamente en esta Argentina sembrada de injusticias hace muchos años, las organizaciones sociales somos el camino, la contención, la pertenencia y la identidad para muchas personas. Por eso, tendrán que aprender a convivir con nosotras y a respetarnos por nuestro trabajo. 

Finalizamos esta réplica solicitándoles que, con el mismo empeño con que nos difamaron, hagan públicas disculpas por manchar mi nombre y el de la organización a la que pertenezco.

Atte Prof. Marta Ferraro
Secretaria General Agrup. DE FRENTE
Mesa Gremial 19 y 20 CTEP/ UTEP

x