Volver a sección

| Información general

La Municipalidad incautó residuos veterinarios en la vía pública

Más de 200 jeringas y otros residuos patológicos fueron hallados en el barrio La Unión. Interviene el juez de Faltas.

Más de 200 jeringas y otros residuos patológicos fueron hallados en el barrio La Unión. Interviene el juez de Faltas.

La Municipalidad incautó residuos veterinarios en la vía pública

 Operativo en la calle Córdoba.

Personal municipal secuestró en la tarde de hoy más de 200 jeringas con la aguja colocada y sin capuchón, guantes de látex y envases de drogas veterinarias que se hallaban mezclados con basura domiciliaria.

El material estaba en la vía pública, junto a un contenedor en la calle Córdoba al 900, en plena zona urbanizada del barrio La Unión.

El operativo fue organizado por el área de Medio Ambiente que conduce Florencia Quiroga con el apoyo del personal de Tránsito a cargo de Ricardo Da Fonseca, Luis Vivas del Hospital Marzetti, personal de Inspecciones a cargo de José Bellezza y la secretaria de Gobierno, Valeria Ríos. Los funcionarios acudieron al lugar minutos después de una publicación de InfoCañuelas, que recibió el alerta de un vecino de la zona. También se hizo presente un móvil policial.

Tras constatar la veracidad de lo publicado por este medio, el personal incautó el material -considerado un residuo patológico- y dio intervención al juez de Faltas, Fabián Silveti, quien ahora ordenará distintas medidas.

Lo llamativo del caso es que junto con los residuos había una tarjeta personal de un veterinario local y cuadernos o carpetas con trabajos prácticos pertenecientes a un estudiante de la Escuela Santa María.

Este tipo de material punzocortante -equivalente a los residuos hospitalarios- requiere de un tratamiento especial. Arrojarlo con la basura común representa un serio riesgo tango para cualquier transeúnte como para los recolectores, que pueden sufrir heridas y pinchaduras en la manipulación. 


Material prohibido encontrado en una vereda.

En este caso, por tratarse de jeringas presuntamente utilizadas en tratamientos veterinarios, los empleados del corralón podrían sufrir el contagio de alguna enfermedad zoonótica (transmisible del animal al hombre).

Tras la publicación de InfoCañuelas también hubo llamados de directivos del Colegio Provincial de Veterinarios de la Provincia de Buenos Aires (CVPBA) quienes intentaron comunicarse con la oficina municipal de Zoonosis.