Volver a sección

Información general

La Iglesia ya tiene nuevas campanas

Ya están instaladas en la torre las cuatro nuevas campanas construidas por la Fundición Bellini. Este sábado 9 de diciembre, a las 19 hs., tocaron por primera vez. Las primitivas habían sido colocadas en 1893.

Este sábado 9 de diciembre la comunidad de Cañuelas asistió a un hecho histórico: a las 19 hs. tocaron por primera vez las nuevas campanas fundidas e instaladas en la torre por el Ing. Miguel Bellini, el único campanero que existe en la Argentina.

En los días previos se retiraron las cuatro campanas antiguas que fueron colocadas entre 1864 y 1893, hace más de 120 años. De las cuatro, sólo una se encontraba en funcionamiento. Las otras estaban rajadas y en silencio desde hacía décadas.

Todas ellas serán exhibidas en un futuro museo que el presbítero Mario Slongo piensa crear en el mismo templo o en el antiguo Salón Parroquial. También serán exhibidas varias imágenes que pertenecían al templo demolido en 1977.

Las nuevas campanas fundidas en los talleres Bellini de Santa Fe pesan 800, 520, 364 y 314 kilos, más los soportes de hierro que superan los 2.000 kilos.

Cada una de ellas suena con una nota diferente. Serán accionadas por una computadora, lo que permitirá que ejecuten distintas melodías.

El nuevo carillón se escuchará a mayor distancia debido a su importante tamaño, tres veces más grande que las campanas primitivas, de entre 40 y 250 kilos.

El sábado 9 de diciembre, a las 19 hs. fueron accionadas por primera vez en forma combinada y en carácter de prueba. La melodía se escuchó en todos los rincones de la ciudad.

El Ing. Miguel Bellini y dos colaboradores comenzaron a trabajar en la torre el lunes 4 de diciembre.

Los materiales fueron movilizados con un malacate instalado en lo más alto de la cúpula. Las tareas fueron sumamente arduas, por el peligro que significa el trabajo en la altura y por el espacio reducido del campanario, de aproximadamente 6 m2.

Las tareas concluirán esta semana con la instalación de una computadora que se accionará cada hora y en forma distinta en los llamados a misa.

Asimismo, se instalarán nuevos relojes en las cuatro caras de la torre.

La etapa final consistirá en una limpieza exterior de los muros.

Hasta aquí, la construcción de las campanas, instalación y mejora en la infraestructura interna de la torre tuvo un costo de aproximadamente 200 mil pesos, donados por distintos benefactores.

INFOCAÑUELAS
09-12-06