Volver a sección

Información general

La Garita: vecinos siguen sin servicio eléctrico

Un amplio sector del barrio se encuentra a oscuras desde el martes. Algunos pobladores quieren cortar la ruta 205 para reclamar la presencia de Edesur. En el barrio Los Aromos una mujer se queja por la falta de asistencia municipal. Sólo la ayudaron los vecinos y en la escuela a la que van sus hijos.

 Todo el corredor de la ruta 205, seriamente afectado. Foto Alfredo Romero.

Dos días después del violento temporal que afectó al distrito, un importante sector del barrio La Garita continúa sin suministro.

"Desde el martes a la noche estamos sin servicio. Tampoco tenemos agua, porque acá no hay agua corriente. Lo que dice Edesur es que recién vendría el sábado a verificar el problema. Hay gente que ya está muy enojado y que se está preparando para cortar la ruta, porque desde la Municipalidad tampoco nos dan una solución. Dicen que es un problema de la empresa" relató una vecina que se comunicó con InfoCañuelas.

El apagón afecta a una franja del barrio ubicada entre la plaza Papa Francisco y la estancia Mi Mama, donde el plan de renovación de líneas iniciado por Edesur nunca se terminó.

El otro sector ubicado entre la plaza y los silos de Cresta Roja tiene luz porque allí se renovaron las conexiones con el fin de alimentar la planta industrial de Cerámica Cañuelas. 

SIN AYUDA EN LOS AROMOS

Ana Corvalán, una vecina de Perú 329 de Los Aromos, denunció que no recibió ningún tipo de ayuda del municipio tras la voladura del techo de su vivienda.

El martes a la noche el viento arrancó las chapas y la cubierta de Ruberoid. "Perdí absolutamente todo por la lluvia. Vivo con mi marido y cuatro hijos que tienen 5 meses, 2, 12 y 13 años. En ningún momento nos ofrecieron ayuda y cuando llamé a Política Social para pedir colchones, porque los nuestros quedaron hechos sopa, me dijeron que recién la semana que viene van a tener", contó Corvalán.

La familia recibió colaboración de los vecinos para volver a colocar una placa de Ruberoid y las mismas chapas dobladas por el viento; mientras que en las escuelas 3 y 9, a las que concurren sus hijos, hicieron una colecta de ropa, alimentos y dos colchones.

INFOCAÑUELAS