Volver a sección

| Información general

La fiscal Pippo visitó la planta de Mayol: los gremialistas seguían en el lugar y no quisieron identificarse

Podrían ser procesados por resistencia a la autoridad. La familia Mayol pidió una perimetral.

Podrían ser procesados por resistencia a la autoridad. La familia Mayol pidió una perimetral.

La fiscal Pippo visitó la planta de Mayol: los gremialistas seguían en el lugar y no quisieron identificarse

 Dirigentes frente a la planta en el inicio del conflicto.

La fiscal Norma Pippo, titular de la UFI 2 de Cañuelas, visitó esta tarde la planta de Lácteos Mayol, en la localidad de Gobernador Udaondo, en el marco de la denuncia penal por Daños presentada ayer por el titular de la firma, Dardo Mayol.

Cuando llegó a la usina ubicada en la zona rural de Gobernador Udaondo Pippo se encontró con unos 30 integrantes del gremio ATILRA que permanecían apostados en el exterior del predio, a pesar de la conciliación obligatoria dictada ayer por el titular de la Delegación Lobos del Ministerio de Trabajo, Dardo “Beto” Mansilla.

La letrada se acercó a los gremialistas con el propósito de identificarlos y requisar sus vehículos, a lo que se negaron aduciendo que no se encontraba presente su abogado. “Un auxiliar de la Fiscalía se quedó en el predio. Si en el término de las próximas horas no acceden a identificarse, van a ser procesados por resistencia a la autoridad”, dijo a InfoCañuelas una fuente judicial.

Durante una recorrida por las instalaciones Pippo constató daños en candados, el circuito de cámaras de seguridad y un grupo electrógeno. Además, se levantaron huellas dactilares en uno de los depósitos donde se verificó el robo de quesos y dulce de leche.

Si bien la planta industrial hoy pudo comenzar a funcionar, tanto para el personal como para los directivos resulta intimidante la presencia del gremio junto al portón de acceso. Por eso, pasado al mediodía, Dardo Mayol se apersonó en la UFI 2 para realizar una ampliación de la denuncia de ayer. Además, sumó un pedido de restricción perimetral.

En su declaración Mayol contó que en uno de los primeros días del conflicto se dirigió a la planta junto a su sobrina, Maira Denise Mayol, y que recibieron todo tipo de improperios del tenor “Pagale a la gente, viejo garca”. Y que al retirarse de la planta su sobrina constató que le habían tajeado la cubierta trasera de su auto, por lo que tuvieron que retirarse con la rueda en llanta mientras los gremialistas colocaban piedras en el camino para evitar el avance del vehículo.

Ese mismo día Mayo recibió la visita de un empleado que le dijo que el gremio lo había amenazado para que no trabajara, que temía por su seguridad y la de su familia. Ante ese panorama Mayol le prestó un alojamiento hasta que la situación vuelva a la normalidad.

Mayol aseguró ante la fiscal que su familia y este empleado sienten “terror” a este grupo que permanece en la planta y a la persona que lo encabeza, a quien identificó como Guillermo Arregui o Arrigui, por lo que pidió una medida cautelar (Restricción de acercamiento) para él, su sobrina y el empleado mencionado.

El pedido fue cursado esta misma tarde al Juzgado de Garantías 8 a cargo del Dr. Martín Miguel Rizzo, quien hasta el momento no resolvió el planteo.

“ATILRA está cometiendo un gravísimo error porque no está acatando la conciliación dictada por el Ministerio de Trabajo, que claramente establece el cese de los actos perturbatorios. Por otra parte estamos esperando la resolución del juez porque la familia y los trabajadores están muy atemorizados por las actitudes del gremio” dijo a InfoCañuelas el abogado de la firma láctea, Juan Fontana.

Un vocero del Ministerio de Trabajo dijo a InfoCañuelas que este mediodía ATILRA realizó una presentación denunciando que no se habían pagado los salarios y que no se había acreditado el pago a un empleado que se encuentra en negro. "Le dimos traslado a la empresa; cerca de las 15 la empresa pasó un listado de los depósitos realizados y se le pasó esa información al gremio", dijo la fuente.

Por el momento la causa central a cargo de Pippo está caratulada como “Daños”, pero no se descarta un cambio de carátula en virtud de la ampliación realizada por Mayol y el testimonio que están declarando tanto en la Fiscalía como en la planta industrial.


LA PALABRA DE ATILRA

“Estamos acá en forma pacífica. Sabemos que la gente del pueblo no está acostumbrada a este tipo de reclamos, pero nos vamos a quedar el tiempo que sea necesario para defender los derechos de nuestros compañeros”, expresó Heber Ríos, secretario general de ATILRA en una entrevista con la radio Actitud 92.5 de San Miguel del Monte emitida el jueves, horas antes de la audiencia que decretó la conciliación obligatoria.

“Que muestren los libros y demuestren que no pueden pagar los sueldos del convenio de ATILRA” desafió tras lo que negó haber perpetrado daños en la planta: “Acá no se bloqueó ninguna empresa. No molestamos a nadie. No ejercimos hechos vandálicos ni de violencia. Si tienen algo que denunciar no hay que hacerlo en las redes sociales ni en los medios de comunicación. Tienen que hacer la denuncia. Y si la hacen, demostraremos que no ejercimos ningún hecho vandálico ni le hemos faltado el respeto a nadie”. 

En otro pasaje de la entrevista Ríos le envió un mensaje a la dirigencia, especialmente local, preocupada por la enorme repercusión que adquirió el conflicto. “Sabemos que hay sectores políticos interesados en que esto se reactive. Lo prioritario para nosotros es que los compañeros trabajen como corresponde. El dueño se maneja como en 1800, como patrón de estancia. Le recomiendo a la familia Mayol que estamos en el siglo XXI, tiene que obrar como un empresario”.

x