Volver a sección

Información general

Investigan en Cañuelas un brote de triquinosis

Siete personas de Brandsen habrían adquirido el parásito al consumir chorizos de elaboración casera. La Municipalidad decomisó más de 100 kilos de mercadería en una vivienda del barrio Los Aromos.

 Comer embutidos sin control sanitario, un riesgo para la salud.

El Ministerio de Salud Bonaerense y el Servicio Nacional de Sanidad Animal (SENASA) investigan un presunto brote de triquinosis luego de que resultaran afectados siete vecinos de Coronel Brandsen que comieron chorizos elaborados en una vivienda familiar de Cañuelas.

Hace quince días unos treinta empleados de la firma de autopartes Peugeot, con sede en Jeppener, organizaron una comida en la que se consumieron productos caseros de cerdo. Con el correr de los días varios de ellos comenzaron a manifestar signos compatibles con la triquinosis (diarreas y dolores musculares). Cuatro de los operarios más afectados fueron internados en el Hospital San Juan de Dios de La Plata.

El jueves a la tarde, tras el alerta de las autoridades sanitarias, la Municipalidad de Cañuelas decomisó 50 kilos de cortes de cerdo y más de 150 chorizos (entre secos y frescos) en una vivienda de la calle Ecuador al 300 del barrio Los Aromos, donde se fabricaban embutidos en forma clandestina.

El responsable del lugar informó que había utilizado chanchos procedentes de dos campos de Abbot y La Noria, cerca de Uribelarrea, por lo que ahora los veterinarios de Senasa realizarán inspecciones para determinar si hay más animales infectados con el parásito de la triquinella.

Dicho microorganismo ingresa al cuerpo humano al ingerir carne de cerdo cruda o mal cocida. Si no se trata a tiempo puede producir severas afecciones musculares y cardíacas.

INFOCAÑUELAS