Volver a sección

| Información general

Hospital Cuenca: Dan de alta a gemelos prematuros que estuvieron internados durante 90 días

Pesaban apenas 1250 y 1050 gramos al nacer. Uno de ellos fue operado por el equipo itinerante del Hospital Sor Ludovica debido a una patología cardíaca.

Pesaban apenas 1250 y 1050 gramos al nacer. Uno de ellos fue operado por el equipo itinerante del Hospital Sor Ludovica debido a una patología cardíaca.

Hospital Cuenca: Dan de alta a gemelos prematuros que estuvieron internados durante 90 días

 Los pacientes dejan la sala de Neonatología.

Lionel y Alan nacieron prematuros. A los 22 días de vida Alan debió ser operado en el HCANK de una cardiopatía congénita por un equipo especializado del Hospital “Sor María Ludovica” de La Plata. Hace unos días recibieron el alta luego de tres meses de internación.

Alan recibió el alta de internación luego de 96 días de estadía en el servicio de Neonatología del Hospital Cuenca Alta “Néstor Kirchner”, superando el post quirúrgico de una cirugía cardiovascular por ductus arterioso permeable, afección muy común recién nacidos prematuros, realizada en el HCANK por el equipo itinerante de cirugía cardiovascular del Hospital de Niños “Sor María Ludovica” de La Plata.

El 1 de mayo, Jessica de 33 años, ingresó al HCANK con diagnóstico de embarazo gemelar de alto riesgo y trabajo de parto de pre término. Asistida por el equipo profesional del servicio de Maternidad nacen Lionel y Alan, prematuros de 28 semanas de gestación con 1250 y 1050 gramos de peso.

“Llegué muy asustada al hospital con un embarazo de alto riesgo pero me sentí siempre muy contenida desde el primer momento”, recuerda emocionada Jessica acompañada por Víctor, minutos antes de retirarse con destino a su hogar en la ciudad de Las Heras.

María José Arrúa, jefa del servicio de Neonatología del HCANK, rodeada por parte del equipo que acompaño a la familia en esta circunstancia, comentó que “es el tercer bebé que operado en el hospital recibe el alta, lo que nos llena de orgullo y fortalece para seguir mejorando como equipo entregando lo mejor de cada uno desde lo humano y profesional”.

“El ductus arterioso permeable (DAP) –destacó la médica– es un problema muy común en los recién nacidos prematuros que se registra con mayor frecuencia a menor edad gestacional, afección que es abordada en primera instancia con tratamiento medicamentoso y si no se obtiene respuesta a través de cirugía”.

Si bien ambos bebés tuvieron esta dificultad al nacer, Lionel lo pudo superar con el tratamiento con drogas específicas, mientras que Alan debió ser intervenido a los 22 días de vida, por el doctor Ivan Madeo Gómez, médico cardiocirujano pediátrico del equipo itinerante de cirugía cardiovascular del Hospital de Niños “Sor María Ludovica” de La Plata, a quién acompañaban Claudia Zárate, instrumentadora quirúrgica, y Andrés Sánchez, enfermero.


El equipo del Sor Ludovica en la operación.

Jessica recuerda que pidió el parte médico porque “había que esperar como evolucionaba el medicamento para el corazón y como no funcionó el médico me dijo que había que operarlo. En ese momento me sentí decaer mucho, no entendía lo que pasaba, pero la doctora Majo (Arrúa) me sentó, me explicó, y me sentí muy contenida porque me supieron informar todo”.

“Hoy los veo a los dos muy bien, se van muy bien del hospital, la verdad que el equipo del Cuenca que cuidó a mis niños me deja sin palabras, todos estos días que estuvimos aquí fueron muy contenedores. Yo quiero agradecer inmensamente al equipo de enfermería y médicos de neonatología, a todo el hospital, porque siempre me hicieron sentir muy bien, cuidándome y protegiéndome”, repetía emocionada Jessica mientras saludaba a quienes los acompañaron.   

Alan y Lionel seguirán con el control de alto riesgo del prematuro en el servicio de Neonatología del HCANK de oftalmología y neurología, y en su lugar de origen con los controles pediátricos habituales.