14 de abril. Cañuelas, Argentina.

weather 18º

Hospital Cuenca: capacitaron al personal en el uso del angiógrafo

Personal del Ministerio de Salud de la Nación realizó un taller sobre calidad en el servicio de diagnóstico por imágenes.

En el marco del plan “Reconstruir Salud” de la Nación a través del cual se adquirió el equipo de angiografía, el Hospital Cuenca Alta Néstor Kirchner fue sede de una capacitación en diagnóstico por imágenes.

El encuentro, dirigido al equipo de salud de la institución, estuvo a cargo de Verónica De Cristófaro, subsecretaria de Articulación Federal del ministerio de Salud de la Nación; Teresita Ithurburu, directora Nacional de Calidad en Servicios de Salud y Regulación Sanitaria, y Anabella Caputi, asesora de la misma dirección.

Caputi encabezó un taller sobre “estándares de calidad en diagnóstico por imágenes” para luego realizar una recorrida por la sala donde funcionará el nuevo angiógrafo del HCANK.

El presidente del Consejo de Administración del HCANK, Sergio Alejandre, destacó que “antes era muy frecuente escuchar a los profesionales decir que se basaban en su experiencia, hoy trabajamos en medicina basada en evidencia fundamentada en normas de calidad y de funcionamiento, pautas que aseguran la óptima utilización de los recursos y de seguridad para el paciente y equipo de salud”.

El aparato arribado a Cañuelas el 2 de junio fue adquirido por el Ministerio de Salud de la Nación en el marco de una licitación pública (Nro. 51/2022) convocada en junio de 2022 para la adquisición de 100 Ecógrafos Doppler y nueve angiógrafos destinados a distintos hospitales del país. La compra se financió con un crédito del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). 

En simultáneo el Hospital Cuenca Alta llamó a licitación pública (Nro. 51/2022) para la adecuación de la sala donde será colocado, ya que no existía un espacio físico acorde para su funcionamiento.

La angiografía o arteriografía es una prueba radiológica diagnóstica para obtener información precisa del estado de los vasos sanguíneos. Para ello se introduce un catéter (tubo de plástico muy pequeño) dentro de la o las arterias que se quieren estudiar y se inyecta contraste yodado (el mismo que se emplea para un TAC). Mientras el químico está circulando por sus arterias se toman numerosas radiografías o se realiza una película pudiendo así conocer en tiempo real cómo circula la sangre por el organismo.

Una de las razones más comunes que requieren de una angiografía es cuando aparecen síntomas que sugieren un bloqueo de la arteria. El angiógrafo permite identificar exactamente dónde se encuentra la obstrucción como la gravedad y la causa. Las dos más comunes son las embolias y la arteriosclerosis.

Otra situación que requiere de una angiografía es la presencia de un aneurisma, la dilatación de una arteria que causa una hemorragia interna al romperse. También es posible realizar angiografías del hígado para el estudio y tratamiento de tumores.


 

Escrito por: Redacción InfoCañuelas