Volver a sección

| Información general

Horacio Cabrera: “No está comprobado que el plasma dé resultados”

El médico del Hospital Simplemente Evita habló sobre el uso de esta terapia en pacientes con Covid-19.

El médico del Hospital Simplemente Evita habló sobre el uso de esta terapia en pacientes con Covid-19.

Horacio Cabrera: “No está comprobado que el plasma dé resultados”

 Horacio Cabrera.

En los últimos días las redes sociales de Cañuelas han sido escenario de un encendido debate sobre el uso del plasma de convaleciente humano como método para revertir los efectos del Coronavirus. La discusión planteada es por qué razón esta terapia, aparentemente beneficiosa, no está disponible para todos; y cuál es el criterio médico para definir su uso.

Este debate se aceleró a partir del testimonio del Dr. Gustavo Pascuas, quien aseguró que tras recibir una dosis de plasma en el Hospital Cuenca Alta Samic, mejoró rápidamente su estado general, dejando atrás la cefalea, los dolores musculares y otros malestares de la infección que lo aqueja.

InfoCañuelas se contactó con el médico cardiólogo Horacio Cabrera, uno de los terapista del Hospital Simplemente Evita de González Catán, donde atiende 14 unidades de terapia intensivas destinadas a Covid-19, ocupadas en un 90 %. Como parte del staff médico de ese departamento, Cabrera ya les administró plasma a varios pacientes.

El plasma (que es la parte líquida de la sangre) se obtiene por donación de las personas que se han recuperado y que por lo tanto contiene los anticuerpos del Coronavirus. Su aplicación puede contribuir a estimular la capacidad de defensa del organismo receptor.

Más allá del buen resultado obtenido en algunos casos, Cabrera se muestra prudente a la hora de evaluar su efectividad.

“Desde el Ministerio de Salud se está diciendo que tiene una efectividad del orden del 35 %, pero no es algo definitivo porque todavía se están haciendo estudios y evaluaciones. Nosotros lo hemos dado, pero no podría decir si realmente da resultado o no, porque la evidencia científica todavía es muy pobre. Es una herramienta más como un montón de otros fármacos que se están usando”.

Cabrera explicó que por criterio médico el plasma se utiliza en dos escenarios: cuando los pacientes están por requerir respiración mecánica; o cuando ya están en asistencia mecánica por un agravamiento de su estado. “Es cierto que algunos pacientes han evolucionado bien pero no hay certeza de que sea por el plasma o por la combinación con corticoides y retrovirales. No podemos ser categóricos. Aparentemente, por algunos cortes estadísticos, tendría buen resultado, pero hay que comprobarlo con rigor científico. Si esto funcionó en dos o tres pacientes no significa que sirva para todos”.

El especialista agregó que hay una grilla con una serie de condiciones que el paciente debe cumplir para recibir plasma, como grado de oxigenación, frecuencia respiratoria, comorbilidades (patologías de riesgo asociadas), respuesta que ha tenido a otros tratamientos, etc. Además, como se trata de una terapia experimental, el paciente o un familiar directo deben convalidar la aplicación mediante un consentimiento específico.

Cabrera también destacó que no hay disponibilidad de plasma para todos los pacientes afectados por Covid. Hay que tener en cuenta que debe existir compatibilidad del grupo sanguíneo del donante y el receptor, por lo tanto no todos los hospitales reciben cantidades iguales de todos los grupos y eventualmente puede haber escasez de alguno de ellos. El Instituto Provincial de Hemoterapia con sede en La Plata es el que coordina la distribución.

“Ante la desesperación por la mala evolución que tiene el Covid, se prueba de todo, siempre tratando de que los pros sean más que los contras. Por ejemplo, con la Hidroxicloroquina se vio que eran más las reacciones adversas que los beneficios y por eso se dejó de usar rápidamente. Con el plasma no estamos viendo efectos adversos y por eso lo seguimos usando”, concluyó.
 

x