Volver a sección

| Información general

Horacio Cabrera dijo que no le recetaría la vacuna rusa a sus pacientes

El médico terapista y dirigente radical publicó una carta en la que alertó que la Sputnik V carece de rigor científico. La respuesta de Leonel Fangio.

El médico terapista y dirigente radical publicó una carta en la que alertó que la Sputnik V carece de rigor científico. La respuesta de Leonel Fangio.

Horacio Cabrera dijo que no le recetaría la vacuna rusa a sus pacientes

 Horacio Cabrera. Archivo InfoCañuelas.

En vísperas del inicio de la vacunación contra el coronavirus mediante la polémica Sputnik V, el médico terapista, ex concejal de Cambiemos y dirigente de la Unión Cívica Radical de Cañuelas, Horacio Cabrera, publicó una carta en la que cuestionó el manejo de la pandemia y la utilización política de la vacuna rusa.

En el texto que tituló "Una vacuna, urgente" aseguró que no cuenta con ningún elemento de rigor para indicarle a sus pacientes que se la apliquen debido a la falta de datos certeros sobre las distintas fases de investigación.

En esa línea pidió que el Estado dé a conocer a los legisladores la documentación que permitió la aprobación de la vacuna para su aplicación en el territorio nacional.

El concejal del Frente de Todos, Leonel Fangio, fue uno de los primeros que salió al cruce con un post en Facebook. “Si se generan dudas y se desconfía del ANMAT estamos fritos. Necesitamos vacunarnos y esa es una realidad insoslayable e impostergable. Y creo que el debate no debe ser alrededor del acto ´populista´ o no. Hay muchísimos intereses corporativos, geopolíticos y económicos que juegan en contra de la vacuna Sputnik V y de la vacuna China que se está produciendo en San Pablo. Está en nosotros dejar de lado la grieta en este tema en particular. Yo me voy a vacunar sin ningún temor. Confío en la ANMAT” replicó el concejal oficialista., kinesiólogo y directivo del Hospital psiquiátrico Dardo Rocha de Uribelarrea.

UNA VACUNA URGENTE

Nosotros necesitamos con urgencia una vacuna, pero bajo ciertos parámetros de seguridad, asusta pensar que el fanatismo haya llegado a uno de los derechos universales tal vez el más importante y de mayor impacto de salud pública en el mundo. 

Poco debe importar de dónde venga la vacuna, la importancia de una vacuna radica, en su capacidad de prevenir la infección, reducir la transmisión comunitaria de la enfermedad con mínimos efectos adversos. 

Todos estamos de acuerdo que necesitamos una vacuna. Hemos cometidos demasiados errores con el manejo de la pandemia hemos pasado por alto el nivel primario de la prevención que es la promoción, la instrucción la información de cómo cuidarse, aunque, nobleza obliga se están viendo algunos cortos publicitarios en este sentido como prevención de un rebrote, precisamos una vacuna urgente pero el estado debe ser quien garantice la seguridad y la eficacia de la misma por sus organismos correspondiente como es ANMAT.

Esto no puede ser usado como propaganda populista, como un relato que se predica desde una tribuna política. La salud pública debe situarse con todas sus diferencias por encima de estas superficialidades. 

Hay datos mínimos que los profesionales de la salud debemos conocer para indicar una vacuna teniendo en cuenta que estamos ante una pandemia podemos superponer las distintas fases de investigación, podemos acortar la fase tres de investigación (que es la etapa previa para aprobar cualquier medicamento) ya que esta etapa requiere mucho tiempo a veces hasta dos años, pero si los resultados preliminares demuestran seguridad y eficacia , y teniendo en cuenta la situación de pandemia, se puede comenzar a utilizar una vacuna o un medicamento pero con toda la información correspondiente. 

La provincia de Buenos Aires publicó que comienza a vacunar el 29 de diciembre ,y seguramente con un gran acto desde una tribuna populista vacunado al Gobernador en un Hospital público, pero la verdad es que si me consultan colegas , pacientes, la gente en la calle, no tengo ningún elemento de rigor científico para indicarle la vacuna Rusa, ya que no existen publicaciones en los principales sitios de divulgación científica, ni tampoco ninguna recomendación de comités de expertos independiente que respalde su utilización.

Precisamos con Urgencia una vacuna, con comprobación científica para su uso, el estado es responsable de la salud pública como cumplimiento del derecho de todos sus ciudadanos, es necesario se informe a los legisladores representantes del pueblo sobre las normas y publicaciones bajo las cuales se aprobó la vacuna ya que no podemos indicar algo que no conocemos.