Volver a sección

| Información general

Hacer marcas en las veredas, una solución para ordenar las filas

El coronavirus obliga a respetar una distancia interpersonal de 2 metros. Una simple idea para ayudar a que se cumpla.

El coronavirus obliga a respetar una distancia interpersonal de 2 metros. Una simple idea para ayudar a que se cumpla.

Hacer marcas en las veredas, una solución para ordenar las filas

 La demarcación implementada en Curuzú Cuatiá.

Una actitud muy simple ayuda a evitar el contagio del Covid-19 y de otros virus frecuentes: mantener una distancia interpersonal de dos metros.

Sin embargo, algo tan sencillo no siempre se cumple. En estos días de alerta extrema es común ver frente a los comercios filas de clientes que conversan sin respetar la distancia de prevención

Hace unos días el ex concejal Cristian Pérez Armari difundió un video en el que propone una original medida: pintar cruces o líneas blancas cada dos metros, frente a bancos, supermercados, farmacias y otros negocios de primera necesidad para que los clientes aguarden su turno de manera segura sin acercarse demasiado a la persona de adelante. Equipado con un metro y un aerosol, hizo una demostración frente a la farmacia Jovanovich de Alejandro Petión.

En el municipio de Curuzú Cuatiá acaban de implementar una medida similar, que tuvo buena aceptación por parte de sus pobladores.

Durante el fin de semana InfoCañuelas recibió la queja de vecinos de la farmacia Nueva Cañuelas / Punto de Salud (Av. Alem Nro. 966) por las largas filas que se forman frente a las viviendas linderas. “Constantemente las largas colas se forman frente a mi casa, la gente se apoya en mi ventana, puerta y picaporte; en la vereda quedan las escupidas, chicles y cigarrillos. Me he quejado con la farmacia pero nunca logro dar con la encargada para que me dé alguna respuesta. También he llamado a la comisaría pero me dicen que no pueden hacer nada. Ahora, con el tema del coronavirus, es algo que me inquieta bastante, sobre todos por mis padres, que son personas mayores y con mayor riesgo”, relató.

En este caso se debería implementar una fila pegada al cordón o, de ser posible, marcar las líneas cada dos metros sobre la calle en paralelo al cordón para que la fila no se realice contra viviendas particulares.

x