Volver a sección

Información general

Fuerte discusión por Benito K

El 6 de noviembre vence el plazo otorgado por el municipio para que Benito K refaccione el local. El propietario pidió ocho meses de prórroga. Anoche se escucharon duras declaraciones en la sesión del Concejo Deliberante.

En una audiencia pública realizada el año pasado se estableció un plazo para que el boliche bailable Benito K implementara mejoras en el edificio e impidiera que los ruidos salgan al exterior.

Vencido el plazo y ante la falta de avances en la insonorización, el Hotel y Spa Cañuelas realizó una denuncia en el municipio, argumentando que sus clientes no pueden dormir a causa de los ruidos.

El asesor legal del municipio, Néstor Contreras, otorgó entonces un nuevo plazo, hasta el 6 de noviembre de 2010, para que Benito K realice adecuaciones en su infraestructura.

Semanas atrás el concejal Guillermo Pérez realizó un pedido de informes para conocer el estado del expediente, lo que generó un “escrache” de algunas personas frente al Concejo Deliberantes. El concejal de la UCR no se hizo presente ese día por “falta de condiciones”.

En la sesión de anoche, realizada en Uribelarrea, ingresó una carta del propietario de Benito K, Ezequiel Rivas, en la que solicitó un nuevo plazo de ocho meses para insonorizar el boliche. Además, pidió un “trato igualitario” y denunció una persecución por parte del edil radical.

Pérez respondió en duros términos, denunciando que existe “impunidad” y que el Ejecutivo está incurriendo en incumplimiento de sus deberes por no aplicar las normas. Edgardo Castagneris replicó que al concejal le “faltaron huevos” para concurrir al Concejo el día del escrache.

Ahora el gobierno deberá decidir si aplica el plazo que vencerá este sábado o si lo extiende hasta el año próximo.



INFOCAÑUELAS