Volver a sección

| Información general

Fuerte apoyo regional a Mayol, que anunció el cierre de la planta si ATILRA no cede

Delegaciones de varios distritos acompañaron el acto realizado esta mañana en la entrada a Udaondo.

Delegaciones de varios distritos acompañaron el acto realizado esta mañana en la entrada a Udaondo.

Fuerte apoyo regional a Mayol, que anunció el cierre de la planta si ATILRA no cede

 Acto en Rutas 16 y 215.

Un centenar de personas se concentró esta mañana en el cruce de Rutas 16 y 215, en la entrada a la localidad de Gobernador Udaondo, para manifestarse contra el bloqueo que sufre la empresa Lácteos Mayol, fundada en el pueblo en 1936. Desde el lunes una importante delegación de ATILRA impide el funcionamiento de la planta exigiendo el pase de todos los operarios a ese sindicato.

Vecinos de Udaondo junto con representantes de las sociedades rurales de Brandsen, Navarro, San Miguel del Monte, San Vicente y Ranchos hicieron un corte intermitente de la ruta para exigir la intervención del Estado y el cese del bloqueo gremial. Además, se encontraba presente el tesorero de Carbap, Mariano Williams, de la ciudad de Pila.

Todo el bloque de concejales de Juntos por el Cambio se solidarizó con la familia en su representación concurrieron Claudia Pelereteguy, Natalia Blasco, Carlos Álvarez y Martín Augusto. También se encontraba el ex concejal y productor rural Santiago Mac Goey.

Dardo Mayol, integrante de la tercera generación a cargo de la empresa, acompañado por sus hermanos, agradeció el apoyo de la gente y con un discurso conmovedor explicó que estaba “cansado”, que se sentía “sin respaldo de las autoridades” y “con ganas de cerrar”.

Destacó que ATILRA es “un gremio voraz” que busca el cierre de las pymes; y aseguró que si el gremio lechero no cede en sus reclamos, se verán obligados a cerrar la planta, fundada por su abuelo hace 85 años.

El corte de la calzada se efectuó por breves períodos de tiempo para no afectar el tránsito. De hecho en un momento todos los manifestantes se corrieron hacia la banquina cuando se aproximó un vehículo que transportaba vacunas.

Luego de un rato en la entrada al pueblo, al gente se trasladó hacia la planta. Previamente los abogados de la familia Mayol, Juan Beluardo y Juan Fontana, pidieron hacerlo en forma pacífica, sin confrontar con los gremialistas. Una vez en el lugar, hubo un contacto entre los letrados y un representante de ATILRA. Finalmente los dueños pudieron ingresar para verificar el estado de las instalaciones.

Mensaje de los vecinos frente a la planta industrial.

En un diálogo de la familia Mayol con las autoridades ruralistas, se avaluó ir a pedir ayuda al gobierno nacional y provincial ante la falta de intervención  del Ministerio de Trabajo, Delegación Lobos, a cargo de Dardo Mansilla, un hombre nombre con apoyo del gobierno municipal de Cañuelas.

“Esto comenzó el lunes y es inadmisible que el Ministerio de Trabajo aún no haya decretado la conciliación obligatoria. Hay que ir a golpear puertas más arriba”, coincidieron los dirigentes.

Tomán Bohner, presidente de la Sociedad Rural de Brandsen, dijo que resulta “inexplicable”  que por un reclamo gremial en relación a seis o siete empleados tenga que cerrar una fábrica. “Esto demuestra que a nivel municipal, provincial y nacional no hay materia gris”, disparó.

“El gran temor que tenemos en la región es que esto se extienda. Hay gente que está programando invertir en quesería y a partir de lo que está sucediendo en Udaondo, pararon el proyecto. Cualquier tambero que busca crecer un poco lo primero que intenta es fabricar quesos con tres o cuatro empleados. Si a ese tambero lo van a obligar a afiliar a su agente a ATIRLA, el negocio es inviable. O sea que acá no se está dejando sin trabajo al personal de Mayol; se está dejando sin trabajo a un centenar de personas que podrían tener un trabajo en los próximos meses” detalló Bohner.

 

x