Volver a sección

Información general

Fico Baquero, un héroe que salvó a su familia

Su esposa, su pequeña bebé y su cuñada sufrieron una intoxicación por inhalación de monóxido de carbono. Justo a tiempo logró rescatarlas y pedir asistencia médica.

 Fico, Estefanía y Ernestina.

Federico "Fico" Baquero -profesor de Educación Física e integrante del plantel de Las Cañas- posiblemente no olvidará jamás ese momento en que vio a tres integrantes de su familia desvanecerse por inhalación de monóxido de carbono. A pesar de estar bajo los efectos del gas, los arrastró hacia un pasillo y pidió asistencia médica. Lo que podría haber sido un drama sin precedentes en Cañuelas tuvo un final feliz.

Su esposa, Estefanía Toddere; su bebé Ernestina, de 10 meses; y su cuñada "Mili" Toddere permanecieron internadas por 24 horas en dos centros de la ciudad de Buenos Aires hasta recibir el alta, en la mañana del viernes. 

Todo comenzó el miércoles, cuando Mili, Estefanía, Fico y la pequeña Ernestina se instalaron en el departamento de la familia Toddere, en Palermo. Mili, que llegó más temprano, encendió el calefactor de tiro balanceado para ambientar la sala. El plan era quedarse unos días allí con motivo de las vacaciones de invierno.

"Hablamos a las 22.30 por una videollamada de WhatsApp. Les pregunté si iban a salir. Me dijeron que no. Tanto Mili como Estefanía me dijeron que les dolía la cabeza. Cargándolas, les dije que salieran un poco, que no fueran viejas" relató Norberto, el padre de las chicas, a InfoCañuelas.

Fico salió unos momentos a comprar comida mientras el monóxido de carbono seguía haciendo efecto en las mujeres y la bebé. Mili fue al baño, se desmayó y se cortó la frente al golpear contra algún elemento contundente. Logró incorporarse, se mojó la cara y se dirigió hacia la sala, donde volvió a desmayarse. Su hermana, con la bebé en brazos, intentó ayudarla pero también se desvaneció. Fico, que acababa de regresar, reaccionó rápido y las arrastró hacia el pasillo del tercer piso. Desde allí pidió auxilio al SAME y luego se comunicó con Norberto.

"Como sufro de la presión me contó las cosas de a poco para no asustarme. Me decía que no era necesario que fuera a Buenos Aires, pero salí de inmediato con mi esposa y mis hijos Chino y Pancho. Cuando llegamos a Capital fue todo muy angustiante porque en ningún lado había lugar para internarlas. A Estefanía la mandaron al Centro de Diagnóstico y a Mili al Santa Isabel de Flores. Pero como en el Centro de Diagnóstico no tenían espacio en pediatría, desde ahí las llevaron al Sanatorio Güemes. Cuando la pude ver a Estefa y a la bebé en la ambulancia, me largué a llorar" relata Norberto, todavía conmovido al recordar la imagen de su única nieta.

En los dos centros efectuaron los análisis de rigor para determinar el nivel de monóxido en sangre. La más comprometida era Estefanía, a quien le detectaron un porcentaje superior al 30 %, lo que se considera una intoxicación grave. Por esa razón la derivaron a un centro médico de Del Viso, en el partido de Pilar, donde la introdujeron en una cámara hiperbárica para normalizar sus niveles de oxígeno. Mili, Ernestina y Federico (que no llegó a quedar internado) tuvieron exposiciones inferiores al 30 %, por lo que fueron tratados con oxígeno por vía nasal.



Los integrantes de la familia Baquero-Toddere.


El viernes a la mañana fueron dados de alta, luego de que todos los análisis arrojaran valores normales. El regreso a Cañuelas y el reencuentro con el resto de sus seres queridos trajo alivio para todos.

"Me interesa que esto se sepa en primer lugar por Fico, que se comportó como un héroe total; y en segundo lugar para llevar conciencia a la gente sobre la importancia de prevenir estos accidentes. Hay que revisar los artefactos o comprar los detectores de monóxido de carbono. Es algo que te puede salvar la vida, porque como se suelde decir, el monóxido es un asesino silencioso que se va metiendo en tu cuerpo y te mata sin que te des cuenta" concluyó Norberto, quien además manifestó su agradecimiento a infinidad de gente que se preocupó por el estado de salud de las pacientes.