Volver a sección

| Información general

Emotiva vigilia por el 2 de Abril

Poco antes de la medianoche, veteranos, familiares y amigos se congregaron frente al Cine Teatro Cañuelas donde se inició a la caravana de antorchas en dirección al monumento de Malvinas, ubicado en la Plaza Belgrano.

Poco antes de la medianoche, veteranos, familiares y amigos se congregaron frente al Cine Teatro Cañuelas donde se inició a la caravana de antorchas en dirección al monumento de Malvinas, ubicado en la Plaza Belgrano.

1 / 12

El ministro Gustavo Arrieta saluda a los veteranos de Cañuelas.

1 / 12

2 / 12

2 / 12

3 / 12

3 / 12

4 / 12

4 / 12

5 / 12

5 / 12

6 / 12

6 / 12

7 / 12

7 / 12

8 / 12

8 / 12

9 / 12

9 / 12

10 / 12

10 / 12

11 / 12

11 / 12

12 / 12

12 / 12

Bajo un respetuoso silencio, los veteranos arribaron a la plaza y se apostaron a ambos lados del monumento.

Una vez allí, junto a todo el público presente, entonaron las estrofas del Himno Nacional Argentino, interpretado brillantemente por Virgina La Iácona.

En memoria de los 649 caídos en Malvinas se realizó un minuto de silencio. Fue una manera de agradecerles por haber dado a la patria todo lo que tenían a su alcance en aquel momento: su vida.

Además, el cura parroco Mario Slongo ofreció una oración y bendijo a los veteranos y los caídos.

“Vamos a rezar por todos ellos, para que Dios los tenga en la gloria” pidió Slongo.

Posteriormente, Eduardo Gallardo dirigió la palabra en nombre de todos los veteranos de Guerra de Cañuelas.

“Es un momento muy especial para nosotros, especialmente las primeras horas del 2 de Abril.
Me gustaría agradecer al padre Mario Slongo por ofrecer una oración, algo muy importante para nosotros los veteranos, y aún más para quienes no están entre nosotros” dijo Gallardo emocionado.

Luego de la interpretación de la Marcha de Malvinas, la intendenta Marisa Fassi procedió a entregar un un subsidio a los veteranos y un reconocimiento. También se descubrieron dos placas conmemorativas.



Luis Balbo
recitó a modo de poema el tema “Anclado en el Sur” del maestro platense Andres P. Risso.

Risso dedicó esta gran obra al tenor argentino Darío Volanté, un sobreviviente del hundimiento del crucero Gral. Belgrano. Desafortunadamente, no se escuchó la obra completa sino que sólo se reprodujo un fragmento.

Para finalizar el acto, Virgina La Iacona interpretó otra bella obra, La Memoria, de León Gieco.
 
INFOCAÑUELAS

Galería multimedia

La noticia en imágenes y videos

x