23 de mayo. Cañuelas, Argentina.

weather 14º

El Ejecutivo otorgó un aumento escalonado del 80%; los jubilados municipales volvieron a protestar

Aseguran que recibirán esta mejora tres meses después que los activos. La concejal Valeria Medina los respaldó.

Cartel en la sesión del 22 de abril.

Cartel en la sesión del 22 de abril.

En los últimos días el Departamento Ejecutivo confirmó un incremento salarial del 80 % para el personal municipal de todas las escalas, desde agentes administrativos y de servicios, agentes de salud, jerárquicos, intendenta municipal y concejales.

El decreto Nro. 196/24 establece que el incremento se aplicará en forma escalonada con tres instancias no acumulativas: 30 % en marzo, 25 % en abril y 25 % en mayo.

Un dato a destacar es que este decreto modificó uno anterior, el Nro. 143/24 del 25 de marzo, que también había establecido un incremento del 80 % pero con una escala más larga: 30 % en marzo, 25 % en mayo y el restante 25 % en julio.

¿Qué sucedió? La intendente Marisa Fassi se reunió con dos directivos de la cúpula provincial de ATE referentes de la línea Verde Anusate, el secretario General Claudio Arévalo y el secretario Gremial Juan Murgia. En esa reunión, según informó el propio sector interno, se negoció un adelanto de las cuotas para que el incremento impactara en el aguinaldo. La foto del cónclave fue un tiro por elevación para el conductor local de ATE, Cristian Aristegui, que mantiene una tensa relación con el gobierno municipal por los reclamos salariales en la comuna y el Hospital Cuenca.

Pero más allá de estas rencillas gremiales, el aumento del 80 % otorgado a los activos volvió a generar una reacción de los pasivos, que percibirán el 30 % de marzo recién en mayo o junio ya que por cuestiones burocráticas, el IPS aplica los ajustes de manera muy desfasada.

Un grupo de jubilados estuvo en la sesión legislativa de ayer, con carteles que daban cuenta de su dramática realidad: “Jubilado Municipal Categoría 4 de 30 horas, 25 años de aportes, haber jubilatorio $ 89.000” señalaba uno de los letreros.

“Cuando nos toque cobrar ese primer 30 % de aumento, va a ser una miseria. Además, hay que tener en cuenta que los activos cobran horas extras y bonos que nosotros no recibimos, por eso exigimos que no sigan pagando conceptos en negro. Hay muchos jubilados que en el sueldo de abril han cobrado entre 95.000 y 115.000 pesos. En general  estamos cobrando el 30 % de lo que cobra un activo” señaló Cristina Beherens, quien trabajó toda su vida en el área administrativa de la comuna.

Agregó que muchos jubilados están sobreviviendo a la ayuda de sus hijos y otros están empezando a hacer changas para poder comprarse la comida. “El que cobra 95.000 pesos no vive una semana. Nos estamos privando de las cosas más básicas de la alimentación. Algunos jubilados tienen el oficio de electricista o albañil y pueden hacer algún trabajito con eso. Pero los que no tienen un oficio están empezando a cortar el pasto o buscar algún trabajo de sereno. Realmente es muy triste lo que nos está pasando”.

Jubilados municipales en la sesión del 22 de abril.

Jubilados municipales en la sesión del 22 de abril.

La concejal Valeria Medina (La Libertad Avanza) se hizo eco de esta situación y en la apertura de la sesión legislativa tomó el micrófono para hablar del tema. 

Señaló que los ex agentes de la comuna “son tratados como desconocidos, ignorados y hasta maltratados en sus reclamos” y que luego de 30 años de servicio sus ingresos “se han convertido en la nada misma, con una obra social que tampoco los ampara. Son indigentes, ignorados, menospreciados y olvidados”.

En otro párrafo advirtió que “El Ejecutivo no cumple con la ley 14656 que obliga a atar el sueldo de empleado al sueldo mínimo, vital y móvil. Y tampoco cumple con el convenio colectivo de trabajo aprobado por este concejo Deliberante”. Acto seguido, mirando al presidente Maximiliano Mazzanti, le expresó: “Ya se ha hecho normal promulgar ordenanzas y no cumplirlas. Esto debe cambiar señor Presiente, ¿sino para qué estamos?”.
 


Por último, subrayó que al no cumplir con estas normas básicas “el Ejecutivo paga en negro” y que los sindicatos “son cómplices por no reclamar este incumplimiento”.

A todo esto, en febrero pasado un grupo de jubilados presentó una nota solicitando una reunión con todos los concejales. El presidente del cuerpo, Maximiliano Mazzanti, la giró a la comisión de Legislación y Reglamento, que aún no se expidió.

 

Escrito por: Redacción InfoCañuelas