Volver a sección

| Información general

El concejal Manzanares culpó a las PPP del macrismo por el retraso de las obras viales en Cañuelas

Dijo que el esquema ideado por el gobierno saliente fue “una estafa” y elogió a Gustavo Arrieta por “ser parte de la solución”.

Dijo que el esquema ideado por el gobierno saliente fue “una estafa” y elogió a Gustavo Arrieta por “ser parte de la solución”.

El concejal Manzanares culpó a las PPP del macrismo por el retraso de las obras viales en Cañuelas

 Juan Martín Manzanares (Frente de Todos).

En los últimos días el Gobierno nacional rescindió cinco de los seis contratos de Participación Pública Privada (PPP) tras llegar a un acuerdo con las contratistas a cargo de los corredores viales A, E, F y Sur, y extinguió el contrato de forma unilateral con la empresa del corredor C.

En el contrato del corredor vial Sur estaban incluidas las obras de finalización de la Autopista Ezeiza-Cañuelas como así también la variante desde el puente La Pérgola hasta Ruta 3, la conversión de la Ruta 205 en Autopista hasta Saladillo y la transformación en Autopista de la Ruta 3.

La medida fue dispuesta a través del Ministerio de Obras Públicas, y a partir de ahora la administración de los corredores quedará en manos de Vialidad Nacional, a través de Corredores Viales S. A.

El argumento para rescisión fue que las empresas a cargo de los corredores incumplieron sus obligaciones y sólo ejecutaron, en promedio, el 2% del plan de obras.

Durante la sesión extraordinaria del jueves 3 de diciembre, el concejal Juan Martín Manzanares (Frente de Todos) se refirió a los contratos PPP firmados por el macrismo, a los que definió como “una estafa”.

“La extinción de los contratos no fue solamente un capricho de un gobierno que llega. En casi dos años desde la adjudicación, apenas se cumplió un 2 % de los 3.500 kilómetros de traza programados bajo la órbita de la PPP. El 2 % muestra el fracaso de este sistema” señaló.

“Era algo totalmente ruinoso para el país e imposible de ejecutar pero muy beneficioso para el sector financiero y los estudios de abogados, que son los que obtuvieron ganancias. Por suerte para el país no se obtuvo el financiamiento para los corredores porque hubiera significado un endeudamiento adicional de 13 millones de dólares”.

Lugo señaló que gracias a la caída de los contratos “el gobierno recuperó la soberanía de los corredores viales” y dijo estar “orgulloso” de que un cañuelense “haya sido parte de la solución de este problema” en alusión al administrador General de Vialidad, Gustavo Arrieta.

Dirigiéndose a la oposición les pidió “humildad”. “Cuando ocurre una tragedia vial se señala diciendo que no se hacen las cosas que se tienen que hacer o se buscan despegar y generar un efecto mediático para castigar a nuestro gobierno. Esta (por los PPP) era la traba por la cual no se pudo intervenir en los corredores de Cañuelas, donde muchos perdieron la vida”.

“Esperemos que todo lo que está pendiente en Cañuelas en cuanto a lo vial se pueda llevar a cabo, pero con responsabilidad, sin falsas promesas y sin falsas fotos” concluyó.