Volver a sección

| Información general

El camino a Las Heras ahora se llama “Eva Perón”

El Concejo Deliberante convalidó por mayoría la iniciativa impulsada por la concejal Diana Barcia. Polémica porque un tramo se llama “Libertad”, lo que implica un cambio de denominación.

El Concejo Deliberante convalidó por mayoría la iniciativa impulsada por la concejal Diana Barcia. Polémica porque un tramo se llama “Libertad”, lo que implica un cambio de denominación.

El camino a Las Heras ahora se llama “Eva Perón”

 Según Catastro, la zona urbanizada se llama Libertad.

El Concejo Deliberante aprobó designar con el nombre “Eva Perón” al llamado “Camino a Las Heras” que conecta la ciudad de Cañuelas con la cabecera del vecino distrito. La iniciativa impulsada por la concejal Diana Barcia, del Movimiento Evita, fue aprobado por 10 votos del oficialismo contra ocho de la oposición.

La sanción legislativa no merecería mayores comentarios si no fuera porque un tramo del camino de tierra (los 670 metros urbanizados que van desde la colectora Esteban Reimer hasta la calle Congreso) se llama “Libertad”, denominación que figura en todos los mapas digitales y planos catastrales de la zona. Esto significa que la ordenanza aprobada por el oficialismo podría ser objeto de alguna controversia por su discutible legalidad, ya que para cambiar el nombre de un espacio público el Concejo Deliberante requiere de una mayoría especial, pero en este caso se aprobó por mayoría simple, como si se tratara de la imposición de un nuevo nombre a una calle innominada.

El tema fue motivo de un cruce entre las dos bancadas mayoritarias. Los concejales Santiago Mac Goey y Emma Corbalán (Juntos) plantearon que el proyecto, tal como había sido concebido por Diana Barcia, no podía aprobarse porque algunos vecinos del barrio Libertad figuran con la calle Libertad como dirección en sus DNI, lo que según estos ediles demostraría que el camino a Las Heras tenía un nombre preexistente.

En su alegato la concejal Diana Barcia, con evidente fastidio, expresó que eso era un error del Registro de las Personas. “Legalmente esa arteria vial no tiene nombre. Hay una confección defectuosa en algunos registros documentarios” replicó.

Luego recordó que “Este proyecto fue acercado por el compañero Ulises Baqué, que tiene un posgrado de derecho administrativo. Estamos seguros de que se puede aprobar tal como está. A su vez hemos realizado las averiguaciones en Catastro y no hay designación por parte de este Concejo Deliberante de ningún nombre al tramo del conocido como Camino a Las Heras”.

“Buscan cualquier excusa. No aceptarían ponerle el nombre de Eva Perón ni al último zanjón” dijo la edil dando a entender que el rechazo de la oposición respondía a un sentimiento antiperonista. Enojada por el prolongado ida y vuelta pidió cerrar el debate y pasar a votación, que terminó 10 contra ocho, con el aplauso de algunos militantes del movimiento Evita reunidos en la sala.

Con este proyecto -que ahora será enviado al Concejo Deliberante de Las Heras para pedir su adhesión- Barcia dijo que se busca reivindicar a Evita, cuya figura fue ultrajada cuando la borraron de la artera céntrica en 1955, con la llamada Revolución Libertadora. 

Como bien lo explicó InfoCañuelas en un artículo titulado “La avenida de los cuatro nombres”, nuestra arteria principal se llamó originalmente Buenos Aires (1873-1933); luego Miguel Irigoyen (1933-1953); Eva Perón (1953-1955); y Libertad desde 1955 hasta la actualidad.


Ahora bien, la discusión de fondo es si el comúnmente conocido como “Camino a Las Heras” tenía o no tenía nombre. Si lo tenía, entonces la ordenanza aprobada hace pocas horas sería irregular.

Como se dijo, los más reconocidos mapas digitales en línea (Open Street Map, Google Maps y su principal rival Waze al igual que Apple Maps, Here we go y My Drive) señalan que el tramo del camino de tierra a Las Heras entre Pasaje Reimer y Congreso (numerales 1.900 a 2599) se llama Libertad, como si fuera una continuidad de la avenida pavimentada. Algunos mapas alternativos como Michelin, Wikiloc o Argentur adoptan el mismo criterio.

Pero suponiendo que estos mapas digitales no se consideran válidos porque en muchos casos son colaborativos, abiertos a la edición de los usuarios al estilo Wikipedia, hay otro dato que no da lugar a dudas, y es la base catastral de la provincia de Buenos Aires, que también reconoce ese tramo como “Libertad”.

Por ejemplo en una mensura de 2009 realizada en la parcela 16 de la manzana 124 el agrimensor Gabriel Carlos D´Angelo señala que la misma se encuentra ubicada entre las calles Libertad, Mendoza, Godoy Cruz y Guido Spano. La mensura fue visada y aprobada por el agrimensor provincial Nahuel Cuestas. Siguiendo la tesis de la concejal Barcia, estos agrimensores también están equivocados.

En los planos más antiguos (1949 a 1951) todo el trayecto hoy urbanizado está identificado como “Ruta Provincial” mientras que en el catastro actual los primeros 700 metros figuran como Libertad y el tramo siguiente, a partir del arroyo, Cebey, como “Camino provincial secundario 015-01”. Otro dato: entre el arroyo Castro y el límite de Las Heras se llama “Camino 015-01 Los Álamos” en homenaje a un antiguo almacén de Ramos Generales que funcionó en la zona.


Catastro: Ruta Provincial en 1950; Libertad en 2009.

CONCEJALES QUE CAMBIARON DE POSTURA

Cuando Diana Barcia tiró sobre la mesa su propuesta en la Comisión de Cultura, los dos representantes de la oposición (Santiago Mac Goey y Emma Corbalán) estuvieron de acuerdo con la imposición del nombre “Eva Perón” y por eso llegó al reciento un despacho unánime. En la parlamentaria el tema tampoco fue objetado por el presidente de la bancada opositora, Leonardo Iturmendi. Sin embargo, cuando el resto del bloque vio ese título en el orden del día se habría producido una áspera discusión que luego motivó el cambio de postura de Corbalán y Mac Goey, quienes argumentaron que no sabían que había un tramo denominado Libertad.

En consecuencia, el debate legislativo por el cambio de nombre del camino a Las Heras desnudó otra situación relacionada con errores de comunicación interna en el bloque de Juntos o al menos una falta de consulta entre pares respecto de algunos temas que podrían ser conflictivos.