Volver a sección

| Información general

Edesur sumó una nueva subestación a su red

Se encuentra en San Vicente y fue bautizada con el nombre de Elisa Bachofen, la primera mujer ingeniera de la Argentina. Con una inversión de $ 5500 millones de pesos, beneficiará a más de 50 mil clientes.

Se encuentra en San Vicente y fue bautizada con el nombre de Elisa Bachofen, la primera mujer ingeniera de la Argentina. Con una inversión de $ 5500 millones de pesos, beneficiará a más de 50 mil clientes.

Edesur sumó una nueva subestación a su red

Edesur inauguró hoy una nueva subestación que se suma a su red. Fue bautizada con el nombre Elisa Bachofen, en homenaje a la primera mujer ingeniera civil de la Argentina y América Latina.

Las tareas, que demandaron una inversión total de 5500 millones de pesos, beneficiarán a más de 50 mil clientes de las localidades de San Vicente; el corredor superior de la Ruta 58 que une San Vicente con Canning y el corredor de la Ruta 210, que va desde Alejandro Korn a Domselaar.

“Esta es una obra que tiene varios simbolismos. La primera es que lleva el nombre de una mujer, la primera mujer ingeniera de la Argentina, y segundo que representa un antes y un después en cuanto a la calidad de servicio para toda la zona”, señaló Claudio Cunha Country Manager de Enel Argentina, dueña de Edesur.

Del evento participó también el intendente de San Vicente, Nicolás Mantegazza, quien destacó que la nueva subestación “va a desestresar la red, con un impacto positivo en el municipio y también en la región”.

Del evento participaron además el presidente de Edesur, Juan Carlos Blanco y el gerente General de la compañía, Valter Moro.

La nueva Subestación Bachofen sumará 35 MV al sistema. Como parte del proyecto, se construyó una nueva red de 132 kv, de 22 km de longitud de una doble terna mixta, 15 km de red subterránea y 7 km de red aérea, desarrollada en el corredor Glew-Presidente Perón- San Vicente.

La obra del electroducto se desarrolló en frentes de trabajo simultáneos, tanto en el tramo aéreo como subterráneo. La parte aérea se construyó con sólidas estructuras, garantizando a futuro altos estándares de resiliencia, que permitirán soportar cualquier condición o exigencia climática de la región, con estructuras de hormigón y metálicas de entre 26 y 28 metros de altura.

Respecto de la red subterránea se realizó una obra civil con la última tecnología disponible en el mercado, brindando seguridad al mismo ante posibles daños de terceros. Para entender la magnitud de la obra, linealmente se tendieron aproximadamente 100 km de alta tensión.

Esta doble terna tiene una capacidad de transmisión del orden de 140 MVA cada una, lo cual permite el futuro desarrollo inmobiliario y fabril de los corredores, que muestran un crecimiento demográfico por encima de la media. 

La subestación es la número 71 dentro del área de concesión de unos 3.300 km2, que comprende dos tercios de la Ciudad de Buenos Aires y los municipios de Avellaneda, Lanús, Lomas de Zamora, Almirante Brown, Esteban Echeverría, Ezeiza, Berazategui, Cañuelas, San Vicente, Presidente Perón, Florencio Varela y Quilmes.