21 de junio. Cañuelas, Argentina.

weather 14º

Duro cruce entre concejales en el debate por el atentado a la Vicepresidenta

El oficialismo apuntó contra la prensa, la justicia y dirigentes de la oposición como responsables del intento de magnicidio.

Fangio, Alcoba e Iturmendi.

Fangio, Alcoba e Iturmendi.

Oficialismo y oposición no lograron consensuar un texto de repudio al atentado contra Cristina Fernández de Kirchner. La inclusión de algunos conceptos que señalaban a la justicia, a la prensa y a dirigentes del PRO como responsables del incidente despertaron el rechazo del bloque de Juntos, por lo que el Frente de Todos terminó aprobándolo en soledad.

Como lo adelantó InfoCañuelas, el proyecto de condena al atentado contenía cuatro artículos con los que todos estaban de acuerdo: 1) Expresar el más enérgico repudio al intento de magnicidio; 2) Manifestar la más absoluta solidaridad con la Vicepresidenta; 3) Exigir el pronto y completo esclarecimiento del caso; 4) Exhortar a la ciudadanía en su conjunto a velar por la paz social.

Los roces surgieron a partir de los considerandos en los que había alusiones a la justicia, a la prensa, y a figuras de la oposición (Horacio Rodríguez Larreta, Patricia Bullrich y Ricardo López Murphy) como artífices del “contexto facilitador” del atentado.

Si bien durante la semana el presidente del bloque de Juntos, Leonardo Iturmendi, mantuvo algunos contactos con el oficialismo buscando suavizar el texto como condición para aprobarlo, el FdT se negó a quitar los párrafos más ríspidos.

La grieta se evidenció en toda su magnitud durante el tratamiento, que tuvo discursos cada vez más altisonantes. Primero fue el turno de Juan Ángel Cruz, quien habló lisa y llanamente de un magnicidio (no de un intento). Dijo que el arma no se disparó por milagro y que el hecho debe ser medido no como un episodio policial sino como un ataque a la figura que buscó sacar a la Argentina del subdesarrollo: “Como no estaban a su altura para discutirle cosas, la opción era matarla”.

Alejandro Cid Menna y Enrique Alcoba profundizaron los dardos contra la justicia, la oposición y “gran parte de los medios de comunicación” como fogoneros del clima social que derivó en el atentado. 

Alcoba agregó que en Cañuelas se observan situación similares: “Constantemente vemos en las redes sociales mensajes que van de la mano del odio dirigidos a nuestra Intendenta, tratándola de cualquier cosa, como si todo estuviera permitido”.

Leonel Fangio puso en duda que la oposición tuviera una sincera intención de repudiar el atentado, tildó a sus miembros de “negacionistas” y recordó que son los mismos que tiempo atrás se negaron repudiar el golpe de Estado en Bolivia.

Promediando la sesión Iturmendi terminó pidiendo disculpas a su propio bloque por haber dado quórum. Es que antes del inicio de la sesión, debido a la licencia de la concejal Fernanda Rojo, el Frente de Todos no tenía números para sesionar y por eso algunos integrantes de Juntos consideraron no ir a la sesión para impedir lo que finamente sucedió. 

“Me parece miserable que se responsabilice a la oposición por un hecho tan aberrante. La violencia no tiene filiación política y cuando la hacemos parte de un solo espacio político, la están sembrando. El voto popular te da el poder, pero no te da la verdad” replicó Iturmendi.

Con la asunción de María Ayelén Carrizo en remplazo de Rojo el oficialismo sumó 10 votos para aprobar el texto por mayoría.

 

Escrito por: Redacción InfoCañuelas