Volver a sección

| Información general

Desalojo en Los Pozos. El intruso recibía la tasa municipal a su nombre

Desde el municipio confirmaron que se está investigando quién lo incorporó como contribuyente.

Desde el municipio confirmaron que se está investigando quién lo incorporó como contribuyente.

Desalojo en Los Pozos. El intruso recibía la tasa municipal a su nombre

 Deganutti figura como titular de la parcela 11.

El lunes 30 de noviembre la policía concretó una orden de desalojo en dos lotes ubicados en calle De la Fuente 419 del barrio Los Pozos, a partir de una denuncia que el titular del inmueble realizó el 23 de marzo de 2019.

La medida de alzamiento fue solicitada por la Fiscalía 1 de Cañuelas y avalada por el juzgado de Garantías 8 contra Fernando Deganutti y su esposa Karen Juana Pereyra (ocupantes de la parcela 11 de la manzana 132) y Samanta Araceli Zamudio (ocupante de la parcela 12). 

Con el transcurso de las horas se sumó un dato llamativo: el hombre desalojado (Fernando Deganutti, de 29 años) figuraba como titular de pago de las tasas de la parcela 11. ¿Quién le dio de alta en la base de datos de los contribuyentes municipales cuando carecía de documentación que acreditara algún vínculo con el inmueble? 

Deganutti dijo a InfoCañuelas que “alguien de la Municipalidad” (cuyo nombre no recuerda) le “cedió” el lote en 2018 y que a principios de 2019 comenzó a recibir la tasa de Servicios Generales a su nombre.

El secretario Legal y Técnico del Municipio, Sebastián Demicheli, respondió a InfoCañuelas que el municipio no puede incorporar a ningún ciudadano como titular de pago sin una serie de requisitos que en este caso no se cumplen por lo que confirmó que se está investigando quién le dio de alta en la base de contribuyentes.

LO QUE DICE EL EXPEDIENTE JUDICIAL

El 23 de marzo de 2019 Jorge Irustia, de 70 años, denunció que personas desconocidas habían ingresado ilegalmente a sus lotes luego de violentar el cerco perimetral. Presentó una serie de testigos que confirmaron esa situación y documentos que acreditaban la posesión de lote (no contaba con la escritura). Uno de los testigos refirió que vio a los intrusos cortando el alambrado y colocando una casilla.

A partir de esa situación se inició una causa penal en la que se permitió corroborar que en uno de los lotes, donde a lo largo de los meses se construyó una vivienda de material, vivían Deganutti, su esposa y un bebé; y que el terreno lindero estaba a cargo de Samanta Araceli Zamudio.

Debido a la presencia de un menor de un año, el viernes previo al desalojo la Fiscalía solicitó la intervención del Servicio Local de Niñez y Adolescencia para garantizar su seguridad y asistencia.

El momento en que se llevan a Deganutti esposado.

LO QUE DICE DEGANUTTI

El ocupante de una de las parcelas desalojadas relató que en 2018 envió una serie de cartas al municipio solicitando un lote. “Como nunca me respondieron fui a la Municipalidad, hablé con una persona de Catastro, lamentablemente no me acuerdo el nombre, pedí pagar los impuestos del lote porque vivo en Los Pozos desde hace 30 años y siempre estuvo desocupado. Buscamos el número de lote, me inscribieron, tuve que pagar una deuda de entre 5 y 7 mil pesos y a los pocos meses empecé a recibir el impuesto a mi nombre. Partiendo de ese impuesto me dijeron que podía ocupar el terreno, que la posesión era mía, y por eso empecé a construir una casa de material”.

“El lunes mi mujer fue a hacer un control del bebé a la salita y cuando volvió se encontró con la policía sacando nuestras cosas. Desde que me desalojaron estamos en la calle. Mi mujer con el bebé están durmiendo de prestado en una casa de un familiar y yo estoy durmiendo en la vereda”.

“Era un terreno pelado, tengo fotos de cuando entré a limpiar, y el paso a paso de cómo fui haciendo la casa de material. Es mentira que estaba alambrado y que yo corté el alambrado, eso es una falsa denuncia. Y los testigos que declararon en la causa me dijeron que ellos no dijeron lo que está escrito, que están dispuestos a ir a un careo y negar lo que está en la causa”, añadió.

“La justicia me trata como un usurpador, pero eso no es así. El terreno me lo dio una persona de Catastro. Yo siempre intenté hacer las cosas bien, pero nunca pude hablar con el fiscal ni con el juez para explicar mi parte”, concluyó Deganutti.

Deganutti se encargó de la construcción desde los cimientos.

LO QUE DICE EL MUNICIPIO

El martes Deganutti concurrió a la Municipalidad para pedir una explicación de lo ocurrido. Fue atendido por el secretario Legal y Técnico, Sebastián Demicheli, quien le explicó que la comunano forma parte de la causa penal tramitada en la Fiscalía 1, pero -teniendo en cuenta que hay un bebé de por medio- se ofreció a brindarle ayuda para alquilar alguna vivienda hasta que logre resolver su situación habitacional.

“Es verdad que el señor Daganutti figura como titular de pago de la tasa municipal que viene pagando desde hace dos o tres años, pero también es cierto que él estaba en conocimiento de la causa penal. De hecho hay una notificación de desalojo de hace un año que fue apelada por el Defensor Oficial. La semana pasada la Cámara terminó confirmando el alzamiento. Además, en la causa está acreditado que en el terreno no había construcción y que ingresó clandestinamente cortando el alambrado. Está acreditada la figura penal de la usurpación”.

“Estamos tratando de determinar quién fue la persona del municipio que lo inscribió como titular de pago de la tasa” destacó De Micheli.

En ese sentido indicó que Deganutti nunca podría haber sido incorporado a la base de contribuyentes porque no tenía ningún documento vinculado al terreno. “Sólo se puede ser responsable de pago si se presenta, como mínimo, alguna mensura inscripta o un boleto de compraventa. Luego hay que verificar, mediante un asistente social, que la persona vive en el lote. Esta persona no me dio ningún nombre pero estamos tratando de determinar quién fue el empleado o funcionario que le dio de alta”.


MALESTAR EN LA FUERZA POLICIAL

El desalojo también generó una situación de malestar entre miembros de la fuerza policial ya que, como se apreció en un video difundido por InfoCañuelas, hubo una fuerte resistencia de los vecinos al operativo ordenado por la justicia. 

Pero lo que más molestó a algunos integrantes de la fuerza fue que entre esos vecinos que gritaban e insultaban había una oficial de policía, vestida de civil, quien junto a sus familiares arengaba contra sus propios compañeros.

 

x